Inicio Noticias Las Nacimientos (“Betlémy”) por estas tierras…

Las Nacimientos (“Betlémy”) por estas tierras…

54
0

Praga – Los primeros nacimientos, pesebres o “belenes” en tierras checas (en checo es “betlém”), aparecieron en el año 1223 en la ciudad italiana de Umbria cuando San Francisco de Asís llevo un burro vivo y un buey y al lado del pesebre celebro la misa de Noche Buena.

La costumbre de los nacimientos apareció por estas tierras gracias a los jesuitas; esto un tanto paradójico, porque los jesuitas no disfrutaban de muy buena fama después de los acontecimientos durante la guerra de la Montaña Blanca.

Un instrumento de recatolización

Desde el siglo XVI, los jesuitas utilizaron los belenes como instrumento para la recatolizacion. En los territorios de la corona checa los jesuitas presentaron el primer pesebre -un nacimiento de Jesucristo – en el año 1560 , en a iglesia de San Clemente al lado del Puente de Carlos.

No se recordó documento alguno sobre dicho nacimientobelen, por lo que no se sabe cual fue su aspecto. Sin embargo se coincide en que fue una réplica del nacimiento de Nuestro Señor. Este pesebre sirvió de modelo para la confección de belenes para conventos e iglesias.

Dejan las Iglesias y se toman las aldeas y ciudades

A finales del siglo XVIII, durante la época de las Luces, los nacimientos abandonaron las iglesias y encontraron gran aceptación entre las personas simples de las aldeas y ciudades. En los pasajes bíblicos sobre el nacimientos de Jesucristo las personas encontraron muchas similitudes con su destino: la pobreza, el temor ante el futuro, aunque también cosas amables como el amor por los niños y la esperanza.

Los pesebres ayudaron a las personas a convertirse en una especie de testigos de los acontecimientos acaecidos aquella vez en Belén y por supuesto recordar el nacimiento de Nuestro Señor.

La construcción de pesebres es una de las tradiciones más difundidas de la Navidad siendo su símbolo, sin embargo en el siglo XIX empezó a imponerse el “Arbol de Navidad” que en muchos lugares se convirtió en el nuevo “icono” de las fiestas de Navidad.

En otros lugares la connotación religiosa de los pesebres ha pasado a segundo lugar y muchas personas lo entienden como símbolo de tranquilidad en el hogar, porque precisamente la Navidad es la única isla de tranquilidad familiar a lo largo del año.

Pesebres, Nacimientos o “Betlémy” en Praga

Uno muy hermoso y clásico está con el Niño Jesús de Praga, en la  Iglesia de Santa María de la Victoria. Es grande, pintado en paneles y ubicado en el exterior. Pero, ingrese pues ahí encontrará una de las colecciones más variadas e interesantes de pesebres de diferentes países del mundo. Puede llegar en tranvía (como el 22, para “Hellichová”), que lo dejará justo delante del templo.

Está también el nacimiento en la “Iglesia de Nuestra Señora bajo la cadena” (calle Lázeňská 285, en el barrio de la Malá Strana, no lejana al Niño Jesús de Praga). Es de madera y data de la segunda mitad del Siglo XIX. Tiene la composición clásica de la escena, con la Sagrada Familia, el buey y el asno. Las figuras miran hacia el Niño Jesús, ya nacido. Le ofrecen un gesto de saludo y reverencia.

También está el Museo del Puente de Carlos la “Exposición de los “Betlémy”. El mayor problema en estos momentos es la covid-19. Por las medidas de restricción pandémica, que, desde el domingo 27, cerrará completamente las galerías y museos (son pocas las muestras que gozan de excepción y pueden aún estar abiertas).