Inicio Noticias El príncipe Schwarzenberg se jubila y espera que Kalousek tome la estafeta

El príncipe Schwarzenberg se jubila y espera que Kalousek tome la estafeta

99
0
príncipe Karel Schwarzenberg, presidente honorario del TOP 09, exministro de Asuntos Exteriores

Praga (irozhlas.cz) – El príncipe Karel Schwarzenberg, exjefe de la Diplomacia Checa y presidente honorario del partido de oposición TOP 09 dejará la política el año que viene. Se irá en año electoral, en el otoño del 2021 se renovará la Cámara de Diputados y la centro derecha desea barrer con el movimiento ANO 2011. Hace tres semanas celebró 83 años. Conversó con el servidor “Seznam Zprávy” en su palacio de Dřeviče, cercano a Beroun. Alerta que su jubilación política no implica un alejamiento total, él siempre se hará oír.

Por el sistema socialistas checoslovaco, Schwarzenberg pasó la mitad de su vida en el exilio. Volvió en 1989, es decir, tras la caída del régimen de un solo partido. Que tumbó la Revolución de Terciopelo. Fue el primer canciller del presidente Václav Havel. Los que lo recuerdan, señalan que él le enseñó a los exdisidentes que dirigían Checoslovaquia a saber usar los cubiertos. E incluso, cuando visitaron a la Reina Isabel II, en 1990, el pagó de su propio bolsillo vestimenta decente para la delegación.

Luego desapareció un poco de la política activa. Se dedicó a los negocios familiares. Luego regresó a la política. En el año 2004 se convirtió en senador por Praga 6. En el 2007 fue ministro de Asuntos Exteriores, en el Gobierno de Mirek Topolánek (ODS). Y en el año 2009, junto a Miroslav Kalousek (quien había dejado a los democristianos), fundan TOP 09. Estuvo al frente de esa organización y fue la causa de un sorprendente éxito en las urnas: 16,5 por ciento de los votos.

En enero del 2013 alcanzó su punto máximo, fue candidato a presidente de la República. En las primeras elecciones presidenciales directas, él y Miloš Zeman pasaron a la segunda vuelta. Schwarzenberg, aunque iba viento en popa, se dio a si mismo la estocada final, en un debate con Zeman, cuando criticó al presidente Edvuard Beneš y los decretos que emitió tras terminar la II Guerra Mundial. Que expulsó a la población de ascendencia alemana y húngara de las tierras checoslovacas. Pero también les confiscó sus bienes y propiedades, por haber colaborado a desmembrar el país.

En su palacio y antes de partir a Viena para pasar con su familia la Navidad, Schwarzenberg señala que este es el último período navideño que pasa como diputado. “Ya soy un abuelo añejo. Pero, como bien me conozco, siempre tendré algo que hacer. No los voy a dejar tranquilos. Seguiré escribiendo varios comentarios. Ahora lo hago especialmente para Facebook. Pero, cuando ya no sea político, espero que haya algún diario o revista que tenga interés. Tengo aún varias conferencias en las que deseo participar. Pero, por supuesto que empieza la retirada. Y, por supuesto, al final ya no sabré nada”, indica.

En las elecciones generales del 2021 él ya no será candidato. Pero, sí desea ayudar en la campaña, recorrer el país. Eso, sostiene, siempre lo ha entretenido. Sólo que dependerá de lo que quiera TOP 09. Puede darse el caso que lo vean ya muy viejo. Además, otro que también anunció que dejaba la alta política es Miroslava Kalousek, 23 años más joven que el príncipe. ¿Por qué dejarlo ir? Schwarzenberg responde: “En primer lugar, esa es su decisión muy personal. Creo que ya está harto de todo. Pero, ni sé lo que va a hacer, no me lo ha dicho. Cierto es que no permanecerá inactivo, para eso es una persona demasiado activa. Yo confío en que se quedará en la política”.

Schwarzenberg subraya que el Gobierno, evidentemente, ha enloquecido. Sabe que el 2021 es un año electoral y está decidido a repartir todo lo que haya, cada grupo poblacional deberá recibir algo. Y, lamentablemente, habrá quienes caigan en ese cuento. Kalousek fue, cuando manejó Finanzas, todo lo contrario. Fue muy medido y por ello incluso impopular. “Sólo que hoy su voz es más importante que nunca antes. Aunque no sé quién aún lo oye. Sin embargo, cuando estoy entre la gente, muchos me preguntan por él y lo valoran. Incluso lo dicen personas que yo ni esperaría”, asegura.

Cierra destacando que confía en que Kalousek regresará a la alta política. Ya que tener 60 años no es edad límite para nada. Otra cosa es TOP 09. Un partido, como comenta, que subió fuertemente, pero con igual velocidad ha caído en las preferencias. Schwarzenberg aclara que nunca vio al partido como uno de masas. Lo que él y Kalousek piensan no resuena entre las mayorías. “Sin embargo, siempre confié en que tendríamos el doble de lo que hoy tenemos”, lamenta.