Inicio Efemérides 5.Nov.: Los comunistas checos hacen el primer asesinato judicial

5.Nov.: Los comunistas checos hacen el primer asesinato judicial

367
0
Sin duda, Milada Horáková es la víctima más conocida del asesinato jurídico perpetrado por los comunistas hace 70 años. No fue la única... esta es la historia...
-Anuncio-

Praga – Hace 70 años, tuvo lugar en la Prisión de Praga Pankrác el primer asesinato de un grupo de personas Que no eran partidirios del régimen totalitario de la entonces Checoslovaquia. Las victimas fueron: Vratislav Polesný, Vratislav Janda, Josef Charvát, Emanuel Čančík, Květoslav Prokeš y el dr. Jaroslav Borkovec. Todos, además, víctimas del «asesinato judicial», producto de procesos penales orquestados por el totalitarismo.

El asesinato masivo

La sentencia de muerte fue firmada el 5 de noviembre de 1949, cuando el régimen comunista decidió que en la Prisión de Pankrác la personas menionadas anteriormente serían ahorcadas. Entre ellos habían 6 no partisanos que pertenecieron a los grupos de resistencia de la Segunda Gurra Mundial.

Sin embargo, fueron acusados en mayo del mismo año, ​​en un juicio fabricado con acusaciones falsas de un supuesto intento de golpe de Estado anticomunista.

Los comunista desde febrero del 1948 se habían apoderado practicamente de todos los poderes del Estado Checoslovaco gracias a su nueva Constitución. De alli, los juicios políticos fueron una forma bastante común de poner al Estado en orden contra cualquier posible amenaza. Además, de los asesinatos y los procesos judiciales, muchas personas recibieron muchos aňos de prisión o trabajos forzados en las minas de uranio del país.

El caso de los 6 ejecutados el 5 de noviembre de 1949, está considerado como el primer asesinato en masa dentro de un régimen totalitario de la posguerra.

Las 6 personas fueron torturadas y obligadas a confesar delitos antiestatales que no habían cometido. Posteriormente todos fueron condenados a muerte y ejecutados el mismo día. ¿Qué justificó semejante abuso judicial? Se trata esencialmente de la pena de muerte impuesta a un grupo de inocentes sobre la base de un juicio ficticio. La respuesta es una sóla: era la necesidad de crear temor en la población para acabar con cualquier tipo de resistencía interna.

¿A quiénes ejecutaron hace 70 años?

Específicamente, fue Vratislav Poslesný, a quien no le gustaban los cambios que habían hecho los comunista en febrero de ese aňo y, por lo tanto, intentó abandonar el país ilegalmente. El 24 de febrero de 1949, sin embargo, fue detenido por una patrulla policial del SNB y posteriormente encarcelado. Después de un mes, él y otros cuatro presos lograron escapar. Pero en mayo fue nuevamente encarcelado y condenado a muerte por alta traición. Josef Charvát también formó parte de un grupo de resistencia, que intentó liberar a varios presos políticos que estaban en Litoměřice. Josef Charvát También termino sus días en la horca.

Otro de los asesinados fue el soldado checoslovaco Vratislav Janda, quien participaba en la resistencia contra los Nazis . Durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, pasó a formar parte del ejército checo con el rango de capitán de estado mayor. El 16 de mayo de 1949 fue arrestado y acusado de alta traición por participar en los preparativos de un golpe armado anticomunista.

Otro de los ejecutados fue Emanuel Čančík, quien intentó involucrarse políticamente en la socialdemocracia, a la que se unió en 1945. Permaneció en el partido hasta su fusión con el Partido Comunista. Junto con Karel Sladký, crearon la organización ilegal ZVON, que planeaba llevar a cabo un golpe de estado. Desafortunadamente, esto no tuvo éxito y Čančík finalmente fue condenado a muerte por alta traición.

Siete décadas atrás

Hace 70 años, también fue asesinado Květoslav Prokeš, quien fue acusado de preparar golpes antiestatales como parte de las acciones de Anton y Květa. Al parecer, estaba preparando varias protestas con algunos soldados y varios civiles aprovechando su rango de oficial. En julio de 1949 fue condenado a muerte por el delito dee alta traición y espionaje.

El último de los sentenciados a muerte fue el JUDr. Jaroslav Borkovec, quien se encargaba de distribuir ilegalmente material impreso y mantuvo importantes contactos durante la guerra como concejal de Praga con muchos disidentes, por lo que los alemanes luego lo arrestaron y le dieron 3 años de prision. Sin embargo, después de su liberación en 1943, continuó operando ilegalmente. Después de la guerra, el Ministerio del Interior, lo acuso de organizar actividades antiestatales, que consistirían en planear un golpe. Según los comunistas, fue incluso el principal ideólogo del golpe planeado, por lol que finalmente se aprobó su pena de muerte.