Inicio Economía Babiš tiene su Presupuesto del Estado pero parece engañó a los comunistas

Babiš tiene su Presupuesto del Estado pero parece engañó a los comunistas

166
0
-Anuncio-

Praga (Patria Online) – El pasado viernes, el primer ministro checo, Andrej Babiš (ANO 2011), obtuvo lo que deseaba: la Cámara de Diputados aprobó la Ley del Presupuesto del Estado para el 2020, que cuenta con un déficit por 320 millardos de coronas. ¿Cómo lo consiguió? Cedió ante el pedido de los comunistas y aceptó sacarle 10 millardos de coronas al presupuesto de Defensa y ponerlos en el de las “Reservas del Gobierno”. Algo que ni ANO 2011 ni su socio ČSSD querían hacer. Sólo que, lo afirmó el propio premier, todo fue un truco. El dinero volverá a Defensa en enero. ¿Será esto la antesala de una moción de censura?

El propio Babiš lo dijo a la prensa: el traspaso de los 10 millardos es sólo temporal. Al inicio del año, el Gabinete devolverá ese dinero al ministerio de Defensa. El premier subraya que optó por el mal menor y evitar que el país se quede sin presupuesto aprobado y deba administrarse con cuenrtas preliminares. Como el jefe del Gobierno aceptó el pedido del KČSM, sus diputados no tuvieron problemas en levantar la mano y aprobar la propuesta presupuestaria.

Babiš afirmó tener “una alegría inmensa” por la aprobación del Presupuesto 2021. “Hemos tenido que invertir una cantidad inmensa de energía y de tiempo para alcanzar la meta”, comentó. Explicó que el Gabinete había aceptado el pedido de los comunistas, pero para evitar que la Rep. Checa enfrente el riesgo de las cuentas provisorias. Eso habría dañado a cientos de miles de personas y hubiera complicado el combate a la covid-19.

“El Gobierno no puede hacer sólo lo que considera que es correcto; tenemos que alcanzar compromisos”, añadió el primer ministro. Por su parte el 1er viceprimer ministro y ministro del Interior, Jan Hamáček (ČSSD), añadió que su partido apoyó lo hecho por el premier, luego de que les diera la promesa que en enero propondría devolverle los 10 millardos a los militares.

De paso, los aliados de la Alianza, al conocer esta realidad, podrán estar tranquilos. La Rep. Checa cumplirá con sus compromisos. Ni los soldados deben temer por una posible falta de dinero. “Con sus cinco votos en el Gobierno, la Social Democracia apoyará las medidas presupuestarias correspondientes, con las que el dinero volverá a donde estaba. Sin un Presupuesto aprobado corríamos el riesgo que caer en el caos”, sostuvo Hamáček.

“Lo podemos garantizar. Eso volverá en enero”, afirmó Babiš. El ministro de Defensa, Lubomír Metnar, precisó que la propuesta correspondiente estará en la sesión del Consejo de Ministros del 4 de enero 2021. Hamáček comentó, sobre las negociaciones que hubo por la aprobación del Presupuesto, que si bien la vía no fue la más directa, en política hay que jugar con las cartas que se tienen y existen. Estima que el modelo elegido: quitarle dinero a los militares para después devolvérselos es “algo funcional”.

KSČM: Las cosas son un poco diferentes

Miloslava Vostrá (KSČM), presidenta del comité de Presupuesto de la Cámara de Diputados, en rueda de prensa aclaró lo que había pasado. Las cosas no son tan sencillas… Recordó que los políticos tanto de ANO 2011 como del ČSSD tuvieron que cambiar un discurso que había sido categóricamente contrario al recorte.

Dejó en claro que el KSČM nunca dijo que el dinero sacado a los militares no podía regresar a las cuentas de Defensa. Los comunistas, subrayó, estarán de acuerdo con la devolución de los 10 millardos, “pero, con otra estructura y con otro calendario de uso”. Más, cuando el Ejército Checo también ayuda en la lucha contra la covid-19.

Babiš criticó a los partidos de oposición por no apoyar la Ley del Presuesto 2021. Considera que los opositores se guían por la máxima de: cuanto peor estén los ciudadanos, tanto peor para el Gobierno y esto será lo mejor para la oposición. Rechazó los comentarios de que dentro del acuerdo que consiguió la aprobación del Presupuesto, haya puntos del Programa de Gobierno que vayan a ser modificados.

Hamáček recordó que el ČSSD había dado su acuerdo al Presupuesto 2021 ya que refleja las prioridades clave: “Cada uno de los ministerios ejecutó sus observaciones y, siempre, todas las negociaciones las concluimos con satisfacción que fue mutua. Por lo que el ČSSD llegó a la Cámara de Diputados con la idea de apoyar esa propuesta. La que habíamos negociado en el Gobierno”.

Presupuesto 2021, déficit por 320 millardos

El viernes, la Cámara de Diputados aprobó la Ley del Presupuesto 2021 que contempla un déficit por 320 millardos de coronas. Quedó conjurado el peligro de empezar el nuevo año con cuentas provisionales. De los 106 diputados presentes, por la Ley votaron 56.

La Ley pasó gracias al apoyo que tuvo por parte de las bancadas gobiernistas de ANO 2011 y del ČSSD, aunque también con los votos del KSČM, que no está en el Gobierno, pero, gracias a su tolerancia puede administrar el Gabinete en minoría. Claro, antes de la aprobación, los diputados aprobaron el cambio de 10 millardos que pedían los comunistas. Así, Defensa tendrá en el 2021 un presupuesto de 75,4 millardos de coronas, es decir incluso menor a lo que tiene en el del 2020. Con lo cual no alcanza a cumplir la promesa gubernamental de alcanzar el 1,4 por ciento del PIB en Defensa. Hubo, en realidad, cambios por un total de 13 millardos. Los diputados apoyaron reforzar el arte vivo, los servicios sociales, el Servicio de Montaña, a los bomberos y a los policías.

El Presupuesto 2021 pasa ahora a la Presidencia de la República. El Senado no participa en trámite legislativo presupuesterio. Con anterioridad el presidente Miloš Zeman anunció que está listo apromulgar esa Ley presupuestaria. Aunque, supone que tendrá que enmendársela en el caso se apruebe el “paquete tributario”, informó el portavoz presidencial Jiří Ovčáček.

Durante el trámite y la discusión en el plenario, el jefe del KSČM, Vojtěch Filip, admitió que temía que el Gobierno no use el dinero para resolver los problemas por la crisis pandémica, como es la idea, sino que se use para la compra de técnica militar. Luego comentó que las compras militares se realizarían en un arco mayor de tiempo, entre los años 2022 al 206, no el año que viene.

El Presupuesto 2021 cuenta con ingresos por 1,4883 billones de coronas checas y egresos por 1,8083 billones. Está construido en base a la presunción que el PIB checo crecerá al ritmo del 3,9 por ciento.

Un presupuesto con (al menos) dos problemas fundamentales

El servidor “Patria Online” publica un comentario de su economista principal sobre el nuevo presupuesto aprobado. Al parecer, Andrej Babiš ha conjutado algunos problemas: eso de las cuentas provisorias, que la Social Democracia deje el Gobierno y que el ministro Metnar renuncie. Pero, ¿qué hay de la parte económica y de la calidad del presupuesto? Bureš tiene dos críticas fundamentales, veamos.

– Lo margina en el centro de la atención: “Me parece que el debate final giró, innecesariamente, alrededor del tema del presupuesto de Defensa. El cual, sea como sea, se verá afectado. Lo más importante es que el Presupuesto está incompleto. No posee ni la menor mención al cambio tributario. Si llega a vale en su versión actual, entonces, hablamos de un déficit por 450 millardos”.

Dentro del tema tributario,Jan Bureš destaca el fuerte error de bajar impuestos y hacerlo por corto tiempo. “Hay una situación que es excepcional y por ello responde un Presupuesto expansivo. Sólo que éste es expansivo a través de unos impuesto menores y esa no es una solución afortunada”, señala.

Y agrega: “Una reacción vía impuestos es algo difícil de manejar, eso se sabe en términos generales. No tiene que hacerse sentir en la demanda. Y si llega, acaso, mezclado con lo temporal de los cambios tributarios, esto más llevará a que la demanda muestre muchos más bandazos. La expansión fiscal debería responder más hacia mayores inversiones del Estado, que van dejando su huella en la economía. Medida que, cuando hay que empezar a retirarlas, duelen menos. Menos que volver a subir los impuestos. Encima de todo, ese tipo de vía abre espacios para que haya beneficios secundarios, como incrementar la capacidad productora”.

– Tiene bases irreales: “La segunda observación es que el Presupuesto se armó con una previsión de que la economía checa crecerá en el 2021 al ritmo del 3,9 por ciento. Y eso no es real. Nosotros trabajamos con una previsión de crecimiento del 1,9 por ciento. Esto quiere decir que tenemos dos factores que enfilan hacia el incumplimiento en las expectativas de ingreso, lo que crea presiones para tener un mayor déficit”.