Inicio Economía Los checos enfrentarán las represalias chinas

Los checos enfrentarán las represalias chinas

658
0
-Anuncio-

Praga (Gaceta Económica) – Son decenas las empresas checas que temen por el coletazo que en su contra tendrá la anunciada visita del presidente del Senado Checo, Milos Vystricil, a Taiwán. Si bien el impacto de alguna medida de represalia será sufrido por las compañías que tengan exportaciones o negocios directos con los chinos, no se espera que el golpe sea fuerte en términos de toda la economía. Escribió en primera página el diario “Gaceta Económica” del jueves.

            Explica, por ejemplo, que la escuela aeronáutica “F Air”, de Benesov, ha entrenado a cientos de pilotos para China. Sus negocios contaban con que en este año ese país les generaría ingresos por 300 millones de coronas. Ese negocio está amenazado. Igual pueden perder el contrato con la aerolínea “China Eastern”. Sus socios chinos ya los amenazan con detener la cooperación nada más se realice el viaje de Vystrcil. Pautado para fines de agosto e inicio de septiembre. Michal Markovic, director de “F Air” revela que en un arco de cinco años podrán perder ingresos por como 2 millardos de coronas.

El comercio checo con China pasa por Alemania

El tink-tank alemán “Merics”, citado por “Gaceta Económica” destaca que el vínculo checo-chino no es directo, pasa principalmente por la Industria Automotriz de Alemania. Y los alemanes son muy cuidadosos en preservar sus relaciones con China. Y las amenazas de Beijín tampoco se refieren a las importaciones hacia la Rep. Checa. Ahora viene preparar el viaje del jefe del Senado y la misión empresarial que deberá escoltarlo. Ni la Unión de la Industria y el Transporte ni la Cámara Económica desean concretar nombres, ni si hay apoyo a que la misión comercial sea nutrida.

            Lo cierto es que las dos empresas checas más expuestas al mercado chino son “Home Credit”, que es el mayor vendedor de créditos para el consumo en China y en donde emplea a como 48 mil personas. Y también “Skoda Auto”, parte del consorcio alemán VW, que vende en el mercado chino la mayor parte de sus coches e incluso cuenta allá con una planta, en asocio con SAIC. El año pasado de exportó hacia China productos checos por 57 millardos de coronas. Y aún así, ocupa el puesto 18 en la lista de mayores mercados de exportación para los checos. En realidad allá terminan más productos, pero exportados vía Alemania. Las empresas alemanas exportaron a China productos por casi 96 millardos de euros (2,6 billones de coronas).

Los más afectados serán los novatos

Los que más sufrirán son los que recién han aterrizado en el mercado chino. Como la empresa familiar “Cheops” de Chotebor, que por el momento ha proveído a las cervecerías chinas de dos líneas de producción. Y tiene hablados más contratos, por decenas de millones de coronas. En su caso, depende de sus clientes y socios chinos, para poder seguir expandiéndose en ese mercado. El viaje les puede complicar mucho las cosas y hacer que las relaciones se enfríen rápidamente.

            En cuanto a las importaciones chinas, éstas casi no se afectarían. El año pasado llegaron a 649 millardos de coronas y fueron, principalmente, teléfonos, computadoras, ropa y más textiles. Jaroslav Tvrdík, exministro de Defensa y representante del mayor inversor chino en tierras checas: CITIC, aseguró al diario que el viaje de Vystrcil no influirá las inversiones chinas. “Los criterios para decidir que nos importan son los niveles de rentabilidad”.