Inicio Noticias El invierno ha sido extraordinariamente caliente

El invierno ha sido extraordinariamente caliente

699
0
Paisaje invernal, que a lo mejor quedará sólo en la memoria en las tierras checas
-Anuncio-

Praga (novinky.cz) – El Instituto Checo de Hidrometeorología (ČHMÚ), informa a través de su página Web que el invierno de este año ha sido, en el territorio checo, el segundo más caliente desde que se hacen los cálculos promedios, es decir desde 1961. El invierno 2020 tuvo una temperatura promedio de 2,0 °C. El invierno más caliente estuvo entre diciembre del 2006 y febrero del 2007, con una temperatura promedio de 2,7 °C. Ahora, volviendo al invierno actual, febrero fue extraordinariamente caluroso.

            Haciendo una comparación con los promedios entre los años 1981 a 2010, el invierno 2020 fue más caluroso en 3,3 grados Celsio. La temperatura promedio de diciembre 2019 y de enero 2020 estuvieron 2,8 y 2,3 grados celsio respectivamente por encima de lo normal. Febrero estuvo 4,6 grados por encima del promedio. Es decir, subrayan los expertos, no sólo que fue más caluroso, sino que es exageradamente caluroso.

            Con un promedio de 3,7 °C, febrero se comparó con febrero de 1966; salvo por un día, las temperaturas del segundo mes del presente año se mantuvieron bastante por encima del valor promedio. En siete días de febrero, los máximos de temperatura alcanzaron los 15 grados o incluso más. En la etapa invernal 2019/2020 el mayor nivel de calor se midió el 16 de febrero y en Klatovy: 18,2 °C. Y, por el contrario, la menor temperatura se midió el 6 de febrero, en Jezerní slati: -19,9 °C.

Las lluvias

En lo que respecta a las precipitaciones del período invernal 2019/2020, los valores no se desenmarcan de los valores habituales. En Chequia cayeron 134 mm de lluvias, lo que representa el 102 por ciento de la media de largo plazo. ČHMÚ señala que viendo con mayor detalle, los dos primeros meses del período invernal fueron pobres en lluvias. En enero llovió sólo el 43 por ciento de lo que es típico para ese mes. Pero, febrero fue un mes inusualmente húmedo, con lluvias un 203 por ciento por encima de la media.

            ČHMÚ precisa que el invierno 2919/2020 ha sido el segundo más caluroso desde el año 1775, pero en la estación de medición Praga Klementinum. Es decir, desde el año que esa estación empezó con las mediciones metodológicas. El invierno de este año queda con un promedio de 5,1 °C. El invierno más caluroso es el del 2006/2007. Los especialistas del servicio europeo “Copernicus”, señalaron que el último invierno ha sido el más caluroso medido en Europa desde el año 1981. La temperatura promedio superó en 1,4 grados Celsio el récord marcado por el invierno 2015/2016.