20.9 C
Prague
viernes, abril 12, 2024
spot_img

El racismo en el Fútbol Checo.

La Liga de Fútbol Checa ha iniciado un proceso contra Sigma Olomouc debido al comportamiento racista de los fanáticos contra Jean-David Beauguel, un ciudadano francés que juega para el club rival Viktoria Pilsen.

Durante un partido de liga el domingo, los fanáticos de Sigma Olomouc imitaron ruidos de mono cuando el delantero Beauguel se acercó a su sección, un gesto racista que a veces se ha dirigido a jugadores de ascendencia africana.

La gerencia del club dijo en un comunicado que condenó el comportamiento e inmediatamente mandaron a sacar a los infractores del estadio.

En realidad, no son muchos los jugadores con tez morena que se desempeñan en la República Checa, pero éstos con frecuencia tienen que hacer frente a insultos y burlas por parte de algunos aficionados.

Los llamados fans, por ejemplo, lanzaban plátanos a la cancha para el ex jugador del Viktoria Zizkov, Kennedy Chihuri, de Zimbabwe,gritando que se vuelva a subir a la palmera.

El brasileño Adauto, que militaba en el Slavia de Praga, al estar el primer año en la Liga checa anhelaba volver a casa. Ěl decía que «En Brasil también hay racismo, pero no tanto como en la República Checa»

Los hinchas usan sus equipos de fútbol como plataformas racistas

Este problema se ha ido incrementando cada vez más en todas las ligas. Europeas de fútbol.

Para marzo de 2006. La Federación Internacional de Fútbol (FIFA) introducjó un programa para eliminar el racismo en los estadios futbolísticos.

Éste suponía la posibilidad de sancionar a los clubes con descuento de puntos e incluso con el descenso a la liga inferior en caso de la indisciplina de sus hinchas.

Ese aňo uno de los más renombrados clubes checos tuvo grandes problemas a largo plazo con algunos de sus fans, a los que el fútbol sirvía de plataforma para la propagación de su idea racista

Esa temporada de 2006, el Sparta se cubrió de vergüenza a nivel internacional al tener que pagar una multa de casi 40 mil euros por insultos racistas de sus hinchas acaecidos en la Liga de Campeones.

Las reglas de FIFA suponen que en parecidos casos el árbitro pueda terminar prematuramente el encuentro, perdiendo el club local tres puntos.

En cuanto los incidentes se repitan, el equipo será privado de seis puntos o incluso será transferido al campeonato inferior.

Todos los países asociados en FIFA tuvieron que aceptar obligatoriamente esas medidas.

Ningun país se opusu, ya que su selección nacional no podrá participar en campeonatos internacionales.

Esas rigurosas reglas entraron en vigor en La República Checa en 2007 pero hasta ahora no se le han aplicado a ningún equipo.

Related Articles

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles