Inicio Noticias Breves ¿Existen rivalidades entre las regiones?

¿Existen rivalidades entre las regiones?

211
0
Un de los hoteles Hard Rock Hotel
-Anuncio-

Praga – El hecho de que la gente piense que los praguenses ven mal a la gente de otras regiones es una teoría tan estúpida como la separación de Praga del resto de la república. El problema es que el segundo caso es una broma, el primero es mortalmente serio.

«¿Sabes lo que se dice de los residentes de Praga en Brno? ¡Que son unos buenos idiotas!”. “¿Y sabes lo que se dice de Brňáky (los habitantes de Brno) en Praga? ¡Nada en absoluto!”. En un nivel similar a esta broma no muy exitosa (pero aún más generalizada) se encuentra un artículo de Jan Stránský en el servidor SeznamZprávy.cz. En él, el «Editor de las noticias Regionales» se queja de la acción de marketing de la metrópoli, que quiso saturar la escasez de turistas provocada por el coronavirus. Jan Stránsky criticó la campaña de en Praga en casa.

La campaña decía: Ven a Praga, quédate aquí unos días y obtendrás puntos por cada noche que pases en un hotel o alojamiento. Luego podrás canjear esos puntos por entradas gratuitas a monumentos, museos, teatros, exposiciones, simplemente a lugares a los que normalmente va un turista normal. «Los turistas nacionales solían venir a Praga antes, pero no pasaban la noche en la ciudad».

No hay practica

Las relaciones entre las regiones y las metrópolis históricamente han sido consideradas tensas por solo una pequeña parte de la población. Si buscamos en Chequia esquemas nacionalistas sólo podríamos encontrar la iniciativa del Partido Nacional Moravo, de Luďek Staňek. También por desgracia podríamos encontrar comentarios como los del presidente que con el llamada frase de «los del Cafetín de Praga», que hacen sentir un nacionalismo radical que no existe.

En cualquier caso, la despoblada Praga mostró una cosa fundamental: de los 7 millones de turistas que Praga recibe cada año, no todos extrañan la metrópoli. Muchos buscan solamente el alcohol barato y los sustitutos checos baratos de las drogas caras. Pero estos no son los turista que realmente Praga quiere recibir con los brazos abiertos.

Buscando habitación

El editor Jan Stránský también se queja de que estuvo buscando una habitación por teléfono, y cuando lo logró después de medio día, recibió un cuarto demasiado caro con las paredes desconchadas por dos mil quinientas coronas. Pero no se molestó en buscar booking.com, donde puedes reservar fácilmente una habitación en cualquier momento pero también pudo buscar información directamente en el sitio web de la municipalidad.

Podemos asegurarle a todo el mundo que solo tienes que ir a una calle lateral unos metros más adelante, y encontrarás y beberás bien y a precios completamente normales.

Lo mismo ocurre con las quejas sobre cervezas caras en la Plaza de la Ciudad Vieja; podemos asegurarles a cualquiera que solo tiene que ir a una calle lateral unos metros más allá, y encontrará y beberá bien y a precios completamente normales. Es cierto que no es cerveza por 21 coronas, pero no será cara.

En un artículo en Seznamzpravy.cz. Nos decía que el alcalde mayor de Praga, Zdeněk Hřib, es un proxeneta por excelencia y que él mismo lo declara con orgullo. Pero eso es sólo una verdad a medias. La verdad, por supuesto, estará en algún punto intermedio, como siempre.

Stránský se refería a su artículo como una exageración gigante lo de la campaña «En Praga Como en Casa». Pero si la crisis del coronavirus va a ser una oportunidad para que «un tipo de turista diferente visite Praga» pues porqué no invertir en ello, como dijo Hana Třeštíková, la concejala de cultura, entonces hay que hacerlo. eso no hace de Praga una ciudad de personas engreidas, sino de gente que sabe aprovechar las oportunidades

En realidad la unica rivalidad que existe entre las regiones es la que genera el humor checo para criticarse así mismo