Inicio Efemérides Protestas en Praga: ¡Somos León, no ovejas!

Protestas en Praga: ¡Somos León, no ovejas!

306
0
El Teatro Nacional de Praga fue testigo hoy de la marcha de protesta contra el Gobierno Checo. Con o sin covid-19, un millard de personas se puso en movimiento
-Anuncio-

Praga (irozhlas.cz) – Un millar de personas protestó este martes en la capital checa en contra de las medidas aplicadas por el Gobierno Checo en contra de la covid-19. Con o sin sars-cov-2, las personas se concentraron primero en la parte alta de la Av. Wenceslao alrededor de las 16 horas y 30 minutos después se pusieron en marcha hacia el Teatro Nacional para retornar al punto del cual partieron. Lo que más se destacó fue que el símbolo del Estado Checo es el León de doble cola y no una oveja. Por lo que hay que comportarse en consecuencia.

A la Av. Wenceslao también llegaron los que habían participado en otra concentración, pero en la explanada de Letná. Hubo varias intervenciones. Lo que más se destacó que el símbolo del Estado Checo es el León de doble cola y no una oveja. Por lo que hay que comportarse en consecuencia. Las personas portaron las banderas checas pero también pancartas con varios mensajes en contra del Gobierno: “Hoy, hasta el virus es más capaz que el Gobierno”, “El Gobierno cumple con el plan de la Fundación Rockefeller”, “Nosotros queremos ir a la escuela y no sembrar papas”, “¡Traidores! ¡Renuncien”. Hubo también algunos mensaje de rayaron a la oposición política.

Durante la marcha, los manifestantes hicieron mucho ruido. Dejando muy en claro su desacuerdo con las medidas tomadas por el Gobierno. Entre los que asistieron estuvo el reconocido cantante Daniel Hůlka, quien la semana anterior devolvió, en protesta, la condecoración estatal que años atrás le dio el presidente Miloš Zeman. Entre los gritos oídos: “Libertad… Libertad”, “Los niños a las escuelas”, “Nosotros queremos ir al trabajo”, “Babiš al tacho”. La cantidad de personas hizo que se paralizara el tránsito de tranvías y coches por toda la Av. Nacional y la parte correspondiente al malecón junto al Teatro Nacional.

Por cierto, en el techo de la “Capilla Dorada” estaba la joven cantante Aneta Langerová, quien desde ahí cantó un clásico de la resistencia social de la época del socialismo y la normalización: “Modlitba pro Martu” (Plegaria por Marta).

Los participantes empezaron a regresar a sus casas alrededor de las 18 horas. Fue una actividad organizada por “Un solo corazón checo junto por la Libertad” y la Policía Checa no reportó que haya tenido que intervenir.