Inicio Efemérides Jan Palach, la “antorcha humana”

Jan Palach, la “antorcha humana”

165
0
La placa que recuerda a Jan Palach, en la parte alta de la Av. Wenceslao, en Praga

Praga – Hoy, 16 de enero, se recuerda el acto que hizo el entonces estudiante universitario Jan Palach. Quien, hace 52 años, decidió prenderse fuego a lo bonzo, para protestar y lograr remecer la pasividad en la que había caído la sociedad checoslovaca luego de la invasión por parte de los ejércitos del Pacto de Varsovia. Lo que trajo el fin de la llamada “Primavera de Praga” y la imposición del yugo soviético, con el dañino proceso de la normalización.

Jan Palach máscara
En una esquina, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina de Praga, está la máscara en bronce de Jan Palach

En la parte alta de la Av. Wenceslao, muy cerca de la fuente que queda a los bajos del imponente Museo Nacional, encontrarán un sencillo monumento que recuerda el sitio exacto en donde Palach cayó. Prendido y en llamas. Se roció con combustibles en los bajos de la escalinata que lleva al Museo y alcanzó a dar unos cuantos pasos.

Si mira hacia lo que era el edificio de la entonces Asamblea Federal Checoslovaca, verá una columna. Está ahí desde que se lo construyó, en la década de los años 70. Lo que pocos sabían es que, aún en el comunismo, en la época de su construcción, la columna se pensó como un recuerdo al acto de protesta de Jan Palach. Para darle el valor histórico que tiene, el 17 de noviembre del año pasado se le añadió una escultura de bronce. Para dejar claro el motivo de la columna.

El edificio, una vez caído el comunismo (1989), alojó por varios años a la estación radial “Radio Europa Libre – Radio Libertad”. Estación del Gobierno de los Estados Unidos. Hoy pertenece al Museo Nacional. Esa misma institución, recordemos, en octubre del 2019, inauguró el “Monumento a Palach” en la localidad de Všetaty na Mělnicku. Es decir su ciudad natal. El monumento incluye la casa de los Palach, más un nuevo edificio con la exposición dedicada al estudiante.

Jan Palach se convirtió en antorcha humana el 16 de enero de 1969, en Praga. Falleció a consecuencia de las heridas que se produjo el 19 de enero.