Inicio La guía de Praga Cerca de Praga Si viajas a Kutna hora y visitas el osario Sedlec estás de...

Si viajas a Kutna hora y visitas el osario Sedlec estás de suerte

130
0
Si viajas a Kutna hora y visitas el osario Sedlec estás de suerte
... en la Rep. Checa hay varios osarios, de la época de pas pestes.....
-Anuncio-

Si viajas a Kutna hora y visitas el famoso osario Sedlec estás de suerte, ya que los huesos retirados para la restauración están volviendo a su sitio. En estos momentos, el impresionante proyecto está tomando forma en el corazón de este lugar histórico. Los expertos en restauración están llevando a cabo el proceso de montaje de la primera de las cuatro pirámides construidas íntegramente con huesos humanos, ubicada en la zona noroeste del osario. Esta laboriosa tarea viene después de que la pirámide fuera desmontada hace cuatro años para abordar reparaciones estructurales en la iglesia circundante. En julio pasado, comenzaron a devolver los restos a la capilla inferior del Osario de Sedlec. Y actualmente se están preparando para construir el último piso de esta intrigante pirámide. Asimismo, en las semanas recientes, se ha dado inicio al desmantelamiento de la segunda pirámide.

El proceso de restauración ha implicado una meticulosa limpieza y tratamiento de cráneos y huesos provenientes de víctimas de la peste y conflictos históricos. Todo ello como parte del proceso de desmontaje y reensamblaje. Para garantizar la estabilidad de estas nuevas estructuras, se está utilizando una plataforma de madera como base. Radka Krejčí, representante de la parroquia de Sedlec, compartió que, aunque inicialmente se esperaba finalizar el proyecto el año pasado, la complejidad implicada resultó en retrasos significativos, con la planta baja siendo ensamblada tres veces antes de lograr el resultado deseado.

En tus vacaciones en Praga, si viajas a Kutna hora y visitas el Osario Sedlec estás de suerte. Aunque no podrás sacar fotos.

Un Retorno a la Grandeza Pre-Covid del Osario de Sedlec

En estos momentos, los restauradores se encuentran a las puertas de comenzar los trabajos para montar el último piso de la primera pirámide. Un logro que representa un hito emocionante en el proceso de restauración. Krejčí compartió que el enfoque ha sido en aprender y aplicar las lecciones de la pirámide opuesta, ubicada en la esquina suroeste. Lo que ha permitido un enfoque más seguro y efectivo para el montaje final.

Paralelamente, el proceso de desmontaje de la segunda pirámide ha estado en marcha durante el verano y ha recorrido aproximadamente dos tercios de su camino. Este proceso involucra llevar las partes desmanteladas a un depósito externo donde son conservadas, sometidas a mejoras estructurales y de decoración, y finalmente rodeadas por los propios huesos y cráneos. Krejčí reconoció el desafío de garantizar la disponibilidad suficiente de cráneos y huesos largos para completar la segunda pirámide sin reemplazar partes originales. Aunque esta dificultad puede llevar a que algunas partes no visibles de la pirámide no sean reconstruidas, el enfoque en la autenticidad y la historia se mantiene firme.

Esta iniciativa de restauración forma parte de una renovación más amplia del osario, un proceso que comenzó en 2014. Hasta la fecha, el proyecto ha demandado 92 millones de coronas, siendo financiado por la parroquia local. El costo de construir una pirámide, incluyendo la reparación de la bóveda, asciende a 21 millones de coronas. A pesar de las obras en curso, el Osario de Sedlec continúa recibiendo visitantes durante todo el proceso de reparación. El año pasado atrajo a 237,000 personas, comparado con casi medio millón en 2019. En este 2023, se espera que la asistencia gradualmente recupere los niveles pre-pandémicos, llegando a alrededor de 300,000 visitantes, según Krejčí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.