Inicio Noticias Cada 8avo adulto teme que deberá mudarse

Cada 8avo adulto teme que deberá mudarse

278
0
-Anuncio-

Praga (Ceské noviny) – Cada octava persona adulta en la Rep. Checa teme que dentro de los próximos 12 meses deberá mudarse, dejar su actual vivienda. Así lo señalan los resultados de un sondeo sobre el acceso a la vivienda que presentaron “Charitas Rep. Checa” y la Iglesia Católica. El estudio lo realizó la agencia “Media”, que entrevistó a 1 019 personas mayores de 18 años. Precisan que la mayoría de los encuestados piensa que la vivienda tiene un mal alcance en el país.

“El temor de perder la vivienda es uno de los mayores temores. Esto implica el perder el hogar y genera en las personas una sensación de amenaza. Sólo el 4 por ciento de las personas piensa que la vivienda tiene un buen nivel de acceso; un valor bastante bajo. Es un problema presente en todas las partes de la sociedad y en todas las regiones”, aseguró en rueda de prensa el director de “Charitas Rep. Checa”, Lukáš Curylo. Añade que en el caso checo, lo que se puede esperar es que la situación sólo empeore. Aclara que el sondeo se realizó antes de que reventara la II Ola de la covid-19, la que volvió a limitar el trabajo y los ingresos. Y, además, desde noviembre hay que reactivar el pago de las cuotas de créditos que había sido puestas en suspenso.

El 12% de las personas teme que se mudará de su casa en los próximos 12 meses

En total, el 12 por ciento de las personas teme que deberá mudarse de su casa en algún momento de los próximos 12 meses. Tres de cada díez de los entrevistados tiene miedo en poder conseguir un nuevo sitio donde vivir, ahora que son vienos. La mitad teme que lo será capaz de facilitar una vivienda adecuada para sus hijos. Para casi tres quintas partes de los encuestados la vivienda en la Rep. Checa tiene un mal nivel de acceso. El 71 por ciento mencionó que observa que esenivel es malo en el sitio donde reside.

“El nivel de temor va empeorando. Ahí en donde yo vivo veo problemas incluso peores. Para la mayoría las cosas parecen diferente. En las encuestas las personas dicen: Donde yo vivo las cosas no son tan malas. Pero, el que el problema gane más tamaño es la muestra de la urgencia que hay”, comentó Kateřina Pulkrábkové, socióloga de la “Conferencia Obispal Checa”.