Inicio Noticias El simbolismo de la casa «Del Sol Negro»

El simbolismo de la casa «Del Sol Negro»

1187
0
En plena Ruta Real, en la calle Celetná No. 8 se encuentra la Casa del Sol Negro
-Anuncio-

Praga – Cambisis era un rey persa que decidió enfrentar a los dioses, así que una tarde se fue al desierto de Egipto para ver de frente al Sol. Cuando se encontró en el centro del desierto, levantó su cabeza y dirigió su mirada a la incandescente estrella amarilla, inmediatamente se le quemaron las retinas y perdió su vista.

Salió corriendo por el desierto sin rumbo mientras gritaba: -”Todo está amarillo y sólo veo un sol negro en el centro…”-. No tardó mucho tiempo para que perdiera la razón.

En Praga, en la calle Celetná la casa número 8 tiene en su fachada  un portal gótico con un Sol negro, el cual, de acuerdo a las costumbres de la edad media, nos dice el nombre de la casa, ya que en esa época para que la gente pudiera encontrar las direcciones se le colocaba en el fronticio un decorado que facilitaba a los transeúntes encontrar la dirección que  buscaban. Según esta afirmación, de la casa que vamos a hablar se llama la casa “Del Sol Negro”.

A veces los nombres eran casuales, otras veces los dueños colocaban símbolos para identificarse con sus creencias o afiliación a  un grupo político o secta religiosa. La casa número 8 de Celetná es una de las más famosas. El Sol Negro que decora su entrada está dentro de un cartucho barroco ricamente decorado.

está en Celetná 8, más cerca hacia la Plaza de la Ciudad Vieja, observe los detalles de las fachas, todas esconden muchos detalles, muchos mágicos

La casa tiene varios detalles interesantes; el primero es que está en la Ruta Real, la cual según mucha gente especula es también la ruta principal de la Alquimia en Praga.

 Tanto el color negro del Sol y el cartucho barroco nos hacen recordar a los símbolos que se usan para que podamos realizar  el primer paso que tiene la Alquimia y que se conoce como el nigredo. Según los alquimistas, el Sol Negro es así porque está cargado de luz después de que se han realizado distintas operaciones alquímicas , es decir la realización de la gran obra que es la iluminación espiritual. 

Por eso hay quienes piensan que detrás de este decorado se encuentra escondido un sentido hermético: “si bien es cierto que el Sol siempre lo hemos asociado con el oro por su evidente color amarillo, el sol negro en la Alquimia está asociado con la materia prima en su estado original, no trabajado aún».

El Sol Negro en la Alquimia se supone que en potencia contiene tanta luz, que oscurece la visión del común de los mortales pero no estamos hablando en sentido literal sino que es más bien una metáfora pues para los alquimistas el conocimiento debe ir acompañado de la riqueza espiritual del individuo, sino se convertirá en un charlatán. Sólo los grandes iniciados e iluminados por la sabiduría divina son capaces de soportar su sabiduría.

De lo contrario, a las personas les pasará lo mismo que a Cambisis el rey que se volvió loco, por eso el Sol Negro también es símbolo de locura y perdición. Algo que reafirma la creencia Alquimistas de que el conocimiento debe venir a compañado de un equilibrio espiritual en el individuo. Es que la propia palabra Alquimia proviene del árabe y es una doctrina o estudio experimental de los fenómenos químicos que se desarrolló desde la Antigüedad y a lo largo de la época medieval y que pretendía descubrir los elementos constitutivos del universo, la transmutación de los metales, el elixir de la vida, etc.

La entrada principal al «Sol Negro», el Sol de la Alquimia

Pero no nos debe parecer raro que  el vocablo provenga del árabe ya que en la edad media no sólo eran la sociedad más avanzada del planeta, sino que también su libro sagrado El Corán, obliga a los musulmanes a realizar 3 actos de caridad cada día.

El primero es saludar a las personas con alegria, el segundo ayudar a un individuo necesitado en la calle y el tercero -pero también el más importante- es que se le perdonará a todas les personas cualquier pecado siempre y cuando sean dedicados a los estudios pues una persona instruida siempre le  será util a la sociedad.