Inicio Opinión Este año la Navidad será una paradoja

Este año la Navidad será una paradoja

306
0
La Plaza de la Ciudad Vieja vuelve a tener un monumento derribado a la caída del Imperio Austro Húngaro: La Columna Mariana
-Anuncio-


Praga – Un año extraño está llegando a su final; Adviento, Navidad, Nochevieja. Y luego desaparecerá, el año. Nadie lo extrañará. Sobre todo por la cantidad de gente que ha visto su bolsillo afectado. Basta con saber que sólo en el sector turístico en Chequia 200.000 perderán su trabajo. Esa será la característica del año 2020. En el futuro lo recordaremos como el año del coronavirus.

Uno diría que es hora de calmarse. Intentar olvidar el tiempo que estamos viviendo actualmente. Después de todo, la Navidad es una fiesta que marca el fin de un ciclo y el comienzo de otro. La navidad es un encuentro, un misterio y una esperanza. No importa si creemos en un Dios, las Navidades son un período para gestionar la paz interna del individuo. Es hermoso y distintivo en sí mismo. Sin embargo, la pregunta es si en esta Navidad la gente encontrará «la calma».

Me gusta cuando el día de Navidad me subo al autobús para ir a la casa de campo. En el viaje recuerdo mi infancia y mi juventud. Cuando llego al pueblo, las ventanas de la casa están iluminadas, las calles están vacías, pero no del todo. A veces algún perro esta vagando cerca de la iglesia. Alguna vez he visto parejas de jóvenes que se apresuran para llegar antes de la cena de Navidad. Después de la media noche mucha gente va a la misa de Jakub Jan Ryba (La Misa del Pescador Santiago). Pero, en verdad, es solo una excusa para que las familias salgan a pasear. Aquí y allá se detienen los coche y recoge a un niño pisoteado con impaciencia, los demás se encogen en el coche y corren hacia la fiesta. Es una noches. Pero este año a primera vista no va a ser así . ¿Dónde está el problema?

Las Compras

Bueno, podemos optar por una Navidad no consumible. Sin regalos, solo amor. Pero esto decepcionará a aquellos que están muy afectados por este momento. Si queremos hacerlos al menos un poco felices, deberíamos empezar una Navidad muy comercial. ¡Comprar es una maravilla!

Si abren las tiendas, entonces, por supuesto, vayamos a las que aún están cerradas y ayudemos a alimentar la esperanza de que todo puede ser normal.

Entonces seguro irá a su cafetería preferida a dónde ha ido durante muchos años a beber su bebida preferida. O irá al pub al menos a comer una comida navideña, Luego revisará una pequeña tienda electrónica para ver si le compra algo a los seres queridos. Si abren las tiendas, entonces, por supuesto, vayamos a las que aún están cerradas y ayudemos a alimentar la esperanza de que pueden volver a abrir.

Independencia


Así, este año, la Navidad comercial se convertirá en una Navidad original. Apretón de manos en Navidad y comprensión en un momento difícil para muchos. Ahora no es el momento de encerrarse y meditar. Probablemente será la primera Navidad en la vida de la mayoría de nosotros, que el ir de compras será algo fuera de lo común.

Prefiero comprar vino en una tienda de vinos. Libros en una librería. Carne, queso, mostaza y otras golosinas en la tienda de un granjero. No porque esté de moda, no porque sea saludable, sino para que estas personas no acaben con su sueño de libertad. Pues si ellos quiebran otros perderán sus empleos, es como una cadena sin fin. Este año le ha quitado la independencia económica ha mucha gente. Cuantos más regalos, más alegría no solo para los destinatarios, sino también para quienes los hicieron y para quienes te los vendieron.

La paradoja

Estas Navidades son una gran paradoja, pues la compra de un regalo, será más una ayuda social que un regalo en sí, La económia esta estancada y cada día aumenta el desempleo, cada compra ayudará al productor y al obrero. Lo que a la final es un mayor regalo para todos, que la misma alegría de los seres queridos que han recibido el presente. La gente tiene poco dinero y los comerciantes tiene que sobrevivir. En verdad la pandemía ha puesto en coma a todo el planeta.

(los artículos de opinión reflejan exclusivamente la posición del autor)