Inicio Noticias Fuerte tiroteo de palabras entre los socios ANO 2011 y ČSSD

Fuerte tiroteo de palabras entre los socios ANO 2011 y ČSSD

726
0
-Anuncio-

Praga (Televisión Checa) – Para una parte del Partido Social Demócrata Checo (ČSSD), el primer ministro no es capaz de tener bajo control el problema por el cambio de ministro de Cultura, ministerio en la cuota de poder socialdemócrata. Es su reacción a las palabras del jefe del movimiento ANO 2011 y primer ministro, Andrej Babiš, al diario “Právo”, del sábado pasado y que reseñamos ayer lunes, de que es el propio ČSSD el responsable del problema. No él, ni el presidente.

            El vicepresidente socialdemócrata Ondřej Veselý řekl, comentó que el primer ministro sólo busca a quien tirarle la responsabilidad por su incapacidad. El presidente Miloš Zeman cancelará a Antonín Stañek del cargo de ministro de Cultura a fin de este mes, es decir dos meses después de que así se lo pidiera Babiš. Y ni siquiera termina el trámite como debe, ya que el primer ministro también le pidió que nombre como sucesor al vicepresidente del ČSSD, Michal Šmarda. Su nombramiento… o no, lo decidirá hasta dentro de dos semanas.

            En la entrevista, Andrej Babiš dijo que el ČSSD armó solito todo el problema por sus propias rencillas y peleas internas. La Social Democracia lo que intenta es pasarle a él el caso. Babiš incluso revela que el ČSSD violó algunos de sus acuerdos tácitos con el presidente Zeman e incluso han hecho pasar a Stañek como un tonto. La reacción de Zeman es la natural y ha pasado a apoyar al ministro de Cultura.

            Ondřej Veselý, vicepresidente socialdemócrata comentó ayer la entrevista del jefe de Gobierno afirmando que Babiš no debería preocuparse por los asuntos internos del ČSSD y debería concentrarse en resolver una crisis en desarrollo. “Evidentemente el primer ministro no es capaz de tenerlo bajo control y busca a quién culpar por su incapacidad”, agregó. Otro quien también reacciona es el presidente del ČSSD, ministro del Interior y 1er viceprimer ministro, Jan Hamáček, quien escribió a “Právo”: “Para mi, la entrevista revela mucho sobre el temperamento del Sr. Premier”.

            Michal Šmarda, a quien ni Zeman ni el primer ministro desean de jefe de Cultura, comentó que en la entrevista hay un montón de sin sentidos: “Creo que la entrevista no ayuda mucho, que haya encontrado gusto en analizar la relación de fuerzas al interior del ČSSD. Es que es igual, él no lo entiende y pierde innecesariamente su tiempo y no trabaja”.  Ayer, antes de partir a Bruselas, Andrej Babiš, repitió que no existe una crisis gubernamental y que es el ČSSD el que tiene una crisis.