Inicio Destacados La cerveza es cada vez más cara en Praga

La cerveza es cada vez más cara en Praga

329
0
Cerveza de Plzeňský Prazdroj
Maestra cervecera tirando cerveza para un cliente. Foto: Raespe
-Anuncio-

La cerveza es cada vez más cara en Praga, si la República Checa era un paraíso aislado de dónde disfrutar del oro líquido, ahora los lugareños casi ni pueden pagarla.

En julio, los amantes de la cerveza en Praga se enfrentaron a un desagradable sorpresa: el precio medio de una pinta de cerveza de 12 grados aumentó a 64,30 coronas checas, marcando un aumento significativo en comparación con las 58,80 coronas checas del año anterior. Este incremento se ha atribuido en gran parte al cambio en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para la cerveza de barril, que podría hacer que los precios superen las 70 coronas checas el próximo año.

1. Impacto en las Pequeñas Empresas y las Áreas Rurales

La Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas ha expresado su preocupación sobre los efectos negativos de estos cambios en el IVA, especialmente en comparación con la ausencia de un impuesto al consumo de vinos tranquilos. Este panorama preocupa sobre todo a las pequeñas empresas, especialmente en las zonas rurales, que podrían enfrentar dificultades económicas debido a estos incrementos en los precios de la cerveza. La asociación ha propuesto posponer las modificaciones del IVA por un año para mitigar estas consecuencias.

2. Perspectivas Futuras y Otros Factores

Aunque algunos sugieren que los precios de la cerveza podrían superar las 70 coronas checas, el ministro de Agricultura, Marek Výborný, argumenta que no hay pruebas sólidas que respalden esta afirmación. También se han mencionado otros factores que podrían influir en los precios de la cerveza, como los ajustes de las cervecerías durante la temporada de otoño y la cosecha de lúpulo en Žatec. Sin embargo, los expertos señalan que los productos agrícolas, como la cebada y el lúpulo, contribuyen mínimamente al precio final de la cerveza para las grandes cervecerías. En medio de esta incertidumbre, la fiscalidad de los vinos tranquilos también se encuentra en debate, lo que podría tener implicaciones adicionales en el mercado de bebidas alcohólicas en Praga y en toda la República Checa.

La cerveza es cada vez más cara en Praga, por eso cada vez la gente sale menos a los restaurantes y cervecerías. Y aumenta el consumo en los hogares. Y siempre podremos disfrutar del Día Internacional de la Cerveza y este año del OktoberFest 2023 en Praga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.