Inicio Ocio y Cultura La Navidad Checa

La Navidad Checa

244
0
-Anuncio-

Praga – Las festividades de invierno, que culminan en Nochebuena, empiezan con el Adviento, que es el periodo de preparativos para la Navidad. Como es sabido, el adviento son las cuatro semanas antes de la Navidad. Representan los cuatro mil años esperados por la humanidad antes de la llegada del Salvador. Para los creyentes el adviento es periodo de oración y meditaciones.

Después de la celebración del día de Santa Lucia (el 13 de Diciembre) comienzan los preparativos para la celebración de la Navidad. La mayor festividad del año, puesto que se celebra el nacimiento de Jesucristo.

Aun cuando parezca que este festejo se encuentra vinculado desde siempre con el cristianismo y la iglesia, no es así. En el calendario eclesiástico se introdujo hasta el ano 336.

La historia de las festividades navideñas data de la época anterior al cristianismo. Cuando en el periodo invernal, los días se acortaban y las noches se alargaban. Dando lugar a supuestos enfrentamientos entre fuerzas demoniacas y el Sol, que siempre resultaba derrotado.

Fue por ello que los ancestros checos que veneraron el Sol tuvieron muchos motivos para celebrar la llegada del solsticio de invierno. Cuando nuevamente empezaron a acortarse las noches. Y los días se hicieron cada vez mas largos, y las fuerzas tenebrosas debieron ceder su lugar al sol.

El solsticio de invierno lo celebraron también los romanos de la antiguedad.

Una base bíblica vinculada con varios mitos paganos

La base del festejo cristiano de la Navidad fue el pasaje bíblico sobre el nacimiento del Niño Jesús. Esta fiesta cristiana se vinculó con varios mitos paganos. La Iglesia unió el nacimiento del hijo de Dios con el solsticio de invierno, que representaba el triunfo de la luz sobre las tinieblas.

Se les dio nuevos valores a varios símbolos anteriores al cristianismo que una vez cambiados pasaron a formar parte del simbolismo cristiano. Por la influencia de la Iglesia los villancicos obtuvieron un significado religioso partiendo del Evangelio.

Alrededor de los primeros 300 años antes de Cristo , los cristianos no celebraron el nacimiento de Jesucristo con una festividad especial. Esto se debió a que en los primeros siglos los romanos persiguieron y martirizaron a los cristianos. No fue hasta en el año 313 cuando el Emperador Constantino proclamo libertad de credo y los cristianos pudieron celebrar el nacimiento de Jesucristo.

Hasta el siglo XVII las celebraciones de la Navidad se llevaron a cabo en las iglesias, adornadas con nacimientos y donde se celebraron misas de Nochebuena. Durante la época del barroco las iglesias celebraban también actos sacramentales. Con el tiempo, muchas representaron escenas demasiado paganas por lo que fueron expulsados de los templos.

Estas obras era presentadas mayormente por estudiantes quienes continuaron sus representaciones casa por casa, lo que, parece ser, dio origen a la costumbre de cantar villancicos casa por casa.

En el siglo XVII las celebraciones de la Navidad empezaron a festejarse también en los hogares, venerando la felicidad familiar. Durante la Navidad muchas personas no olvidaron dar la bienvenida al retorno del sol, con quien volvieron también las preocupaciones en torno a los cuidados de los campos de labranza.

¡Feliz Navidad!

El Árbol de Navidad llega a las tierras checas en el Siglo XIX

Es por esta razón que en las tierras checas la Noche Buena se ve todavía influida por una serie de tradiciones llenas de simbolismos. El Árbol de Navidad apareció por estas tierras en el Siglo XIX.

Por primera vez un árbol de Navidad fue iluminado en la residencia del director del Teatro de los Estamentos, Jan K.Liebich, en el año 1812.

Treinta años después los arbolitos se vendían de la manera mas común y corriente y se les conocia como los «arbolitos de Cristo». El árbol de Navidad llego a tierras checas procedente de Alemania, país en el que en los siglos XVII y XVIII se propagó de ciudad en ciudad.

La costumbre de iluminar arbolitos de Navidad en las calles de las ciudades y lugares públicos surgió después de la Primera Guerra Mundial. La ciudad de Pilsen fue la primera en colocar un arbolito de Navidad en un lugar publico, hecho acaecido en 1925.