Inicio Noticias ¿Podrán adoptar las parejas registradas del mismo sexo?

¿Podrán adoptar las parejas registradas del mismo sexo?

241
0
-Anuncio-

Praga (Televisión Checa) – El Tribunal Constitucional ha recibido la propuesta que, de prosperar, podría acercar al registro de uniones del mismo género al nivel del matrimonio. A pedido de la Corte Regional de Pilsen-Sur se solicita eliminar del Código Civil algunas palabras por las cuales los homosexuales no pueden adoptar a los hijos de su pareja registrada.

La Corte de Pilse tramita el caso de dos mujeres, que tienen su unión homosexual registrada. Una de ellas tiene una hija. Su pareja solicitó la adopción, para poder preservar los derechos paternales de madre. Algo que la Ley no lo permite en este momento. La pareja desea que la pareja que no es madre biológica pueda tener un lazo legal hacia la menor. Es decir, que, de necesitarse, también responda por la manutención o que existan derechos de herencia.

Según la propuesta de la Corte de Pilsen el negar la posibilidad de adopción para esa circunstancia resulta una discriminación basada en la orientación sexual y la violación del derecho a tener una vida familiar. Por lo que, la jueza Libuše Nová, decidió dirigirse al Tribunal Constitucional. “La menor de edad, al mismo tiempo, se encuentra discriminada frente a los niños de otros países del mundo, en donde la práctica de la adopción de niños de parejas registradas funciona regularmente. A esto, este Tribunal añade que nuestra sociedad está en constante desarrollo y con ese paso, avanzaría”, se lee en la propuesta judicial.

En concreto, la Corte de Pilsen propone sacar la palabra por la cual lo que definen las I, III y IV parte del Código Civil es válido igualmente para las parejas registradas, así como para los matrimonios. En la práctica esto significará que tendrá el mismo trato la pareja registrada según la I parte y la Parte General del Código Civil. Así como lo que se refiere a los derechos absolutos y relativos al patrimonio. No sólo la parte II sobre los Derechos Familiares.

Dentro del Constitucional, le tocó al juez Jaromír Jirsa actual como juez relator. Se espera que el pleno del Tribunal, es decir los 15 jueces constitucionales, voten sobre el tema en una fecha por definirse.

Adopción individual del menor

En el año 2016, el Tribunal Constitucional Checo abrió el camino hacia la adopción individual del menor a las personas que viven en una pareja registrada. Las organizaciones de la comunidad LGBT felicitó esa decisión.

En ese momento, el Constitucional borró la parte en la Ley por la cual impedía de manera expresa la adopción a las parejas en uniones registradas. Y esto aunque una pareja del mismo sexo sin registro si podía adoptarlos. Al menos en teoría. Esa decisión no se hacía extensiva a una adopción conjunta, de la pareja. Eso está permitido sólo para las parejas de matrimonios. Podía hacerse una adopción individual. El problema es que, como en familia, la patria potestad del menor se comparte entre padre y madre. La Ley no permite que, si la pareja adopta al hijo del otro, los derechos del padre biológico se preserven. Cuando se produce una adopción individual, se anula o cancela la relación parental entre el menor y su padre biológico.

En el año 2016, el Tribunal Constitucional señaló que la prohibición de una adopción individual aplicada a la pareja registrada del mismo género es discriminatoria. Indicó que no se podían cerrar los ojos ante los cambios que se producen en la coexistencia familiar. Pero, al mismo tipo, ese alto tribunal no quiso aportar a la erosión de la familia tradicional y recordó que del Orden Constitucional se desprende la preferencia por el matrimonio heterosexual y la familia que crea.

También conocerá caso de familia que rechazó poner la antitetánica a hija

Y ya que estamos en el Tribunal Consitucional, indiquemos que también deberá conocer el caso de la muchacha cuya madre rehusó ponerle la vacuna contra el tétano luego de que sufriera una patada de caballo. La familia presentó una queja contra una medida de primera instancia, tomada en Český Krumlov, según la cual la muchacha deja de estar bajo la responsabilidad de sus padres y pasa al cuidado del Hospital de České Budějovice.

La patada del caballo le provocó una herida con daño muscular. Fue atendida en el Hospital de České Budějovice, donde recomendaron recibir la antitetánica. Algo que la madre rechazó. Sólo recibió los antibióticos y la inmunoglobulina. El personal del Hospital aceptó que sea dada de alta, bajo la responsabilidad de la madre, por que su vida no se encontraba amenazada. Aún así, el Hospital contactó al Departamento de Protección Socio Legal del Menor. Solicitó la medida precautelar.

La madre no entregó a su hija y la escondió. No está de acuerdo con la vacunación. Luego, en apelación, la Corte Autonómica de České Budějovice confirmó la medida y dejó en claro que no se trataba de una intervención drástica y, explica, la orden señala que debe entregarse a la niña para el tratamiento en el Hospital. No se dice “para que sea vacunada”. El personal hospitalario debe considerar y evaluar el tratamiento.

La familia considera que la corte de apelación ni siquiera consideró la posición que argumentan, ni analizó cuál es el mayor interés del menor. No revisó el nivel del riesgo, ni por qué la menor debía ser hospitalizada en un hospital que consideran enemistoso. Un hospital que, para los padres, ha mentido conscientemente y amenaza a la menor. La familia está apoyada por la “Liga de los Derechos Humanos”. Ambas consideran la entrega e imponer una medida precautelar es una agresión a las libertades humanas. Además, es algo en contra del interés de la menor.

[socialpoll id=»2707869″]