Inicio Economía Škoda volverá a aprender a hacer autos… baratos

Škoda volverá a aprender a hacer autos… baratos

234
0
Nuevo Coche electrico
-Anuncio-

Praga (Gaceta Económica) – «Škoda Auto», parte del consorcio «Volkswagen», es el mayor fabricante de coches y exportador de la Rep. Checa. De su casa matriz ha recibido varias tareas; no sólo el tener que producir muchos coches eléctricos, para poder cumplir con las costosas cuotas de emisiones, sino que también deberá compensar los golpes que ha dejado la crisis del coronavirus en las ventas. Pero, además, VW quiere que gane mercados en África y en Rusia, por lo que desde enero asumirá la responsabilidad de todas las marcas del consorcio en esos mercados. ¿Cómo conquistarlos? Regresando a modelos más accesibles, más baratos.

Thomas Schäfer, jefe de «Škoda Auto», aclara en la edición de este lunes del diario «Gaceta Económica» que la idea no es llegar a ser algo tipo «Dacia» ni se puede esperar que aparezcan en el mercado con vehículos pequeños y baratos. «Sin embargo, en cada uno de los modelos que tenemos en oferta, añadiremos uno que sea realmente atractivo en el precio y para el cliente corriente una versión accesible. En la medida en que se pueda hacer. Y esto no es algo sencillo ya que no podrá darse que la compañía llegue a perder con unos vehículos así», explica el ejecutivo.

El diario recuerda que tampoco será fácil por que «Škoda Auto» olvidó cómo se hacen unos coches baratos. Algo sobre lo que en algunas ocasiones habló el jefe del consorcio, Herbert Diess. Él indica que por ese «olvido», «Škoda Auto» abandonó segmentos de mercado de los coches accesibles y necesita retornar a esos espacios. Aunque suene extraño, en «Volkswagen», es decir «el coche del pueblo», no hay una marca capaz de ocupar ese rol, que fabrique coches de precios populares. Capaces de equiparar a los modelos coreanos o franceses.

Aumentó la calidad y mejoró los accesorios

«Škoda Auto» dejó hace mucho tiempo el nivel barato. Por consiguiente, aumentó la calidad, mejoró el equipo dentro del coche y subió los precios. Una prueba está en el modelo «Superb», o en la última generación del «Octavia» e incluso los nuevos SUV «Kodiaq» y «Karoq». En estos casos, la compañía ofrece vehículos bien equipados, con la tecnología del consorcio y con precios menores a los que tiene VW. Una mezcla que le gustó a los clientes. Esto hace que las ventas y utilidades de «Škoda Auto» crezcan.

En la práctica esto hizo que en las plantas de «Škoda Auto» faltara espacio para poder producir más coches. Ellos calculan que de poder tener más capacidades, fabricarían al menos 100 000 autos más. Eso no sucede en las otras plantas del consorcio, en donde hay momentos en que no son capaces de aprovechar todas las instalaciones.