Inicio Noticias Los cines alternativos pueden desaparecer

Los cines alternativos pueden desaparecer

229
0
La entrega del Premio Muriel
-Anuncio-

Podrán, las pequeňas salas de cine y los multicines sobrevivir a lapandemia. Las pequeňas salas tiene miedo de que el espectador se acostumbre al cine online. Los cines alternativos de Praga están luchando de diferentes maneras con la crisis coronaria. Dependen mucho de la ayuda del estado, pero también de su audiencia

La pandemia de coronavirus ha sido una de las primeras en llegar a los cines. Al principio, la capacidad de las proyecciones era limitada, por lo que algunos múltiplex cancelaron las proyecciónes por completo. Gracias a su tamaño, los cines pequeños tenían una ventaja que no duró mucho. La capacidad del tamaño de ensamblaje permitido continuó disminuyendo hasta que no hubo más remedio que cerrarlos por completo. ¿Cómo le va ahora a los pequeños cines alternativos? ¿Y cual será su futuro ?

No solo los cines, sino gradualmente los festivales asociados con las salas alternativas fueron interrumpidos por la pandemia. Por ejemplo El festival One World se canceló durante su primera noche de comienzo. Lo mismo paśo con Febiofest, que después hizo en verano una versión corta del mismo pero no tuvo el impacto deseado para la sala. Ahora Hasta el 21 de noviembre todo estará cerrado. Se cancelaron algunos estrenos de películas checas y extranjeras. Los distribuidores de peliculas han creado varias alternativas para sobrevivir a la crisis, como autocines y proyecciones online. Cabe destacar que si no fuera por las proyecciones online varios cines ya habrían cerrado

Qué hacer

¿Cómo han manejado los pequeños cines de arte la pandemia? Paradójicamente, la situación es poco mejor para ellos que para las salas grandes, que dependen de los nuevos extrenos. Sin nuevas peliculas no pueden cubrir sus costos. En el caso de los cines de arte eso es distinto Por ejemplo los directores de los ciene de Praga Evald, Atlas, Aero, Světozor, Bio oko, Kino Pilotů y Edison. Se pusieron de acuerdo en que el público va a apoyar al 7, arte, Por esos sus salas aunque sin muchos extrenos durante el verano estuvieron llenas. Estos cines pequeňos estuvieron felices de que el públio regresara a sus salas.

La pandemia ha representtados un bajón en los ingresos, pero tpdavia hay alternativa para recuperarse cuanso empiece la distribución de nuevas peliculas. Las pequeňas salas tienen suerte de contar con un público no tradicional amante del cine y por eso quizás no dejen de ir a sus salas.

Por ejemplo, los cines Evald y Atlas registraron uno de los fines de semana más exitosos durante el último fin de semana de verano justo antes de la reapertura de los cines, es decir, los días 10 y 11 de octubre. En el verano, estos dos cines vendieron del 50 al 60 por ciento de las entradas vendidas en todas las salas de cine de Praga. Pero cabe destacar que en mayo y junio sus ventas fueron muy bajas.

El cine online

El fundador del club de cines y del café Edison, Ivan Hronec, también registró un fuerte descenso en la venta de entradas, pero en la primera la videoteca del festival checo, Edisonline, Un festival que le pertenece a Hronec también, registró un aumento del cien por ciento en las ventas de boletos. Hronec había dicho en verano a la prensa: «Hemos tenido un bajón, pero tenemos una alternativa con la distribución de nuevas peliculas. Quizás los nuevos estrenos no salve al cine «

Una comentario similar vino de Magdalena Novotná, quien es la representa de Aero, Světozor y Bio Oko. Nosotros hemos hecho ventas de boletos online, la proyecciones online son parte del proyecto My Cinema LIVE, pero sus ganancias solo pueden cubrir los costos del proyecto. “Es un proyecto joven que solo estamos tratando de independizar para que pueda ser una alternativa incluso después de que abran los cines. Ahora es principalmente una herramienta eficaz para estar en contacto con nuestra audiencia «.

Sólo para no permanecer allí

Alice Aronová, del cine Evald,dijo que después de pasar al Internet, según los psicólogos, los espectadores corren el riesgo de aislamientorse más socialmente y también se concentran menos cuando ven películas en casa. Por eso motivo se puede suponer que los espectadores volverán a los cines después de la epidemia. Pero seguro habrán cambios generales en el comportamiento de las personas

Las películas online se han convertido en «comida rápida casera» con una oferta ilimitada, paradójicamente la elección de la películas por internet han demostrado que el espectador busca temas ligeros para digerir.

el problema está que ahora. En lugar de ir a un cine con su familia o amigos, lo que también se asocia con sentarse después de una proyección en un café. Eso puede desaparecer. Sobre todo porque ya la gente se sienta frente a las computadoras o la televisión a menudo como un habito socia para matar el tiempo. Ahora podrán mirar un estreno a solas en su casa, completamente excluidas socialmente, aisladas del intercambio colectivo y de las emociones y experiencias cinematográficas.

Las películas se convierten en comida rápida casera – con una oferta ilimitada, paradójicamente es la forma película adecuada para muchos de ver peliculas -.

El cine por diferido

Ya hemos mencionado que han disminuido los estrenos de largometrajes, como la secuela de James Bond. A primera vista, estas películas sólo ayudarán a los grandes multicines, pero por otro lado también ayudara a los cines alternativos. Aunque ninguno de estos cines alternativos podrá competir con los multicines. La gente que no quiere ver a James Bond en la atmósfera de las palomitas de maíz crujiendo está esperando que la película llegue a un cine más pequeño.

El mayor problema en la primavera fue el hecho de que las palomitas de maíz no se podían vender en los multicines después de su reapertura. Cabe destacar que las palomitas de maiz para los mukticines es uno de sus mayores ingresos. Por eso el espectador convencional se quedó en casa y los distribuidores pospusieron los estrenos de nuevos títulos pero invirtieron mucho menos dinero en su promoción.

El estado debe ayudar


Tras la ola primaveral del coronavirus, todos los cines contactados recibieron algún apoyo económico, especialmente de la ciudad de Praga, pero ahora nuevamente se han cerrado las salas y los ingresos de todos los cines disminuiran. Algo que también afectara al fondo cinemtografico pues el impuesto qque recibe el cine checo de una corona por cada entrada este aňo será casí nulo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.