Inicio Sanitarias Covid 19 Los crematorios y cementerios no dan abasto

Los crematorios y cementerios no dan abasto

201
0
.. una vista a un camposanto pequeño, en Praga 10
-Anuncio-

Praga (novinky.cz) – El 1er viceprimer ministro y ministro del Interior, Jan Hamáček (ČSSD), informó este miércoles que los crematorios de la Rep. Checa no dan abasto y la situación es peor en la Autonomía Moravo Silesiana. Tras la reunión del Comité Central de Crisis, Hamáček precisó que debido a esa situación se prepara el traslado de como 50 cuerpos desde la Autonomía citada hacia Hustopečí.

“Nos han pedido que reaccionemos ante la capacidad colmada de los crematorios en la Autonomía Moravo Silesiana. Allá la situación anda complicada ya desde hace algún tiempo. La capacidad tiene tiempo que no da abasto. En este momento debería realizarse el traslado de como 50 cuerpos hacia Hustopečí, que ha ofrecido sus capacidades”, precisó Hamáček en la rueda de prensa. Luego añadió que ese no es un problema exclusivo de Moravia del Norte, aunque esa es la zona en peor condición.

“Vamos a hacer un mapa de la situación en toda la Rep. Checa. Las capacidades están colmadas incluso en otras Autonomías”, aseguró Hamáček. En las otras Autonomías si bien las capacidades aún no están excedidas, si están al máximo y en los próximos días las alarmas y señales rojas saldrán desde otras Autonomías. El alcalde mayor de Ostrava, Tomáš Macura (ANO 2011), declaró al diario “Právo” que tienen ya más de dos meses con el crematorio de esa ciudad en situación crítica. Ostrava es dueña del crematorio.

Esto se debe a la pandemia de la covid-19, que provoca un mayor nivel de mortalidad en la Autonomía Moravo Silesiana. “Generalmente se creman entre 800 a 900 fallecidos por mes en el Crematorio de Ostrava. La capacidad máxima que se puede sostener es la de 1 200 cuerpos al mes. Sólo que, por noviembre e incluso por noviembre se cremaron a más de 1 500 fallecidos”, precisó el alcalde mayor Macura.

La condición epidemiológica en la Rep. Checa vuelve a empeorar. Durante ayer parte se registró, una vez más, una cantidad récord de nuevos casos confirmados: 17 278 personas.

La prioridad es cavar fosas

El servidor “Denik.cz” escribe que debido a la pandemia de la covid-19, en los primeros 11 meses del 2020 han muerto en la Rep. Checa más personas que durante todo el 2019. Así se constata en las cifras de la Oficina Checa de Estadísticas. Las empresas que trabajan en el sector de velatorios y entierros trabajan a toda marcha. Por ejemplo, la “Administración de Cementerios de Brno” se concentra en cavar fosas, entierros y velatorios. Todo lo demás espera hasta segunda orden.

Alena Ríhová, directora de esa Administración explica que, con dificultad, alcanzan a cubrir la demanda de la población. “Para poder enterrar a sus fallecidos”, agrega. El Hospital de Frýdek-Místek indica que tiene ya casi colmada la capacidad de sus espacios/cajas, para guardar los cuerpos de los que han muerto. Pero, las autoridades aclaran que esa situación no es producto exclusivo de muertes por covid-19. La pandemia lo que si ha complicado es la cantidad de entierros que se pueden hacer, hay cuarentena, lo que retrasa incluso la realización de entierros.

En Ostrava, que tienen uno de los crematorios más grandes del país, tienen ya un trimestre trabajando a capacidad plena, incluidos en Noche Buena, Navidad o Fin de Año. Los muertos han aumentado en 60 por ciento.

Las cifras son claras: Los checos simplemente no controlan la epidemia

Una vez más, la Rep. Checa obtiene el estatuto del peor país por la proliferación del sars-cov-2. Lo escribe la redacción del servidor “Seznam Zprávy” este miércoles. Y realiza una comparación con los demás países.

“La Rep. Checa está en el puesto seis según la cantidad de personas contagiadas por el nuevo coronavirus en comparación con la población de cada país; informa el servidor worldmeter.info. Delante de nosotros, en puesto nada mejores, están Andorra, Monte Negro, Gibraltar, San Marino y Luxemburgo. La marca común de todos los países mencionados como peores es que sólo dos tienen un poco más de 100 mil habitantes y ninguno más de 700 mil; por lo que pasan a los primeros sitios por que incluso un pequeño empeoramiento complica sus valores nacionales. La Rep. Checa tiene un poco más de 10 millones.

Los dos únicos países entre los 12 peores y con una población por encima de los 5 millones de habitantes son la Rep. Checa y los Estados Unidos. Si al inicio de la pandemia, el año pasado, los países más golpeados fueron Italia, España o Francia, hoy, esos mismos países tienen hoy una II Ola que avanza sin bandazos. Los EE.UU. y la Gran Bretaña siguen enfrentando problemas; pero, aún así, no alcanzan a tener valores tan altos por habitante como la Rep. Checa.

“No lo hacemos bien ni comparándonos con los vecinos. Mientras que Austria, Alemania e incluso Polonia logran aplanar la curva de nuevos casos, en la Rep. Checa y en Eslovaquia los valores suben abruptamente. La condición actual no se la puede justificar ni con las pruebas masivas, ya que, en ese sentido, la Rep. Checa ocupa la posición 50. Los EE.UU., que se encuentran por detrás nuestro en cantidad de infectados, están en el puesto 12 por el número de pruebas. Incluso Bielorrusia y Rusia hacen más pruebas. Por cantidad de muertes, la Rep. Checa es octava; por millón de habitantes han muerto 1 160 personas por la covid-19”, estaca “Seznam Zprávy”.

Blatný: Las altas cifras sólo reflejan los contactos de la Navidad

Para el ministro de Salud, Jan Blatný, explicó a la misma fuente que el alto número de nuevos casos positivos refleja la masiva cantidad de reuniones que hubo durante el feriado navideño y de Fin de Año.

Para el director del “Instituto de Información Sanitaria y Estadísticas”, Ladislav Dušek, las cosas empeorarán y espera que lleguemos a registrar hasta a 19 mil nuevos infectados por día. Espera que empecemos a registrar mejorías después del 10 de enero. Cuando se harán sentir las medidas de lucha implementadas después de la Navidad. Ayer martes se confirmó la infección de la covid-19 en 17 278 personas, la mayor cantidad registrada desde que reventó la pandemia el año pasado. “Tras el período navideño viene, comprensiblemente, el aumento en la cantidad de infectados. Refleja la masiva cantidad de reuniones de las familias durante el transcurso de la Navidad. Yo no lo critico, sólo lo constato”, aclaró Blatný.

No olvidemos que él mismo, el pasado 22 de diciembre le dijo a la Cámara de Diputados que el Gobierno aplazaba el endurecimiento de las restricciones hasta después de la Navidad (a partir del 27), para permitir que las familias se reúnan.