Inicio Destacados El sábado diremos adiós a los Karosa B 951 de Praga

El sábado diremos adiós a los Karosa B 951 de Praga

75
1
Autobús de la marca checa Karosa.Foto: ŠJů, Wikimedia Commons

El sábado diéremos adiós a los autobuses Karosa B 951 de Praga, que harán su último recorrido por la ciudad. Desde el viernes 4 de diciembre de 2020 solo circulan los modelos de piso bajo en Praga, siendo los últimos autobuses de Vysoké Mýto que todavía circulan en Praga con la marca original checa Karosa.

Como así lo anunció la DPP en un comunicado de prensa el dos de diciembre del año pasado en medio de la pandemia. Saliendo ese viernes un total de 14 vehículos de este tipo, y diciendo adiós a las calles de la capital. Pero esperando que circulen los modelos B 951 y versiones articuladas de la B 961 los fines de semana y festivos como parte de la operación retro en rutas seleccionadas. Y ese día ya ha llegado.

Una merecida despedida a los autobuses con más historia de Praga

Este sábado les toca la despedida ceremonial a los Karosa B 951 que circularán por última vez en Praga el sábado, con algunas de las unidades que ya tienen hasta 50 años.

Los interesados ​​en el transporte público podrán despedirse oficialmente de los autobuses Karosa B 951 el sábado. El evento comenzará en el Museo de Transporte Público en Střešovice. También habrá un desfile de autobuses a través de Praga y un programa de acompañamiento en el recinto ferial de Bubeneč. Las personas interesadas en participar en una procesión de despedida podrán comprar un billete en la web de la tienda de fans de DPP.

Los vehículos estarán en exhibición en el patio del Museo del Transporte Público de 9:00 a 13:30. A las 14:20, una procesión de ocho autobuses partirá hacia Hradčanské náměstí, donde la gente podrá tomar fotografías de los coches. Luego emprenderán un viaje de ida y vuelta por el centro de la ciudad y alrededor de las 15:30 deberán llegar al Recinto Ferial. El autobús más antiguo que participará en la despedida es el Škoda 706 RO de finales de los años 40 y 50.

Que se unirán al museo de la DPP, como hicerón el sábado pasado los viejos tranvías de la línea 4.

Evolución de los autobuses checos de la marca Karosa

La marca Karosa fue casi el proveedor exclusivo de autobuses para DPP desde 1948 hasta 2006, cuando DPP compró los últimos coches Karosa B 951E. Karosa B 951 siguió al tipo B 930 y, en comparación con su predecesor, se modernizó significativamente, especialmente en tecnología de producción. Esto significó abandonar la forma de décadas de ensamblar piezas individuales de la carrocería, ya terminadas y pintadas juntas, es decir, los paneles laterales, el techo, ambos frentes y la rejilla de soporte.

Con el Karosa B 951, primero se ensambló todo el esqueleto de la carrocería y el chasis del autobús, y solo entonces se sumergieron en un baño catafórico, es decir, una forma muy moderna de aplicar protección anticorrosión. Esta innovación ha prolongado significativamente la vida útil de las piezas de carga del autobús. El revestimiento lateral se pegó nuevamente al esqueleto en lugar de la soldadura por puntos anterior, se cubrió con tiras, lo que nuevamente eliminó los lugares para la corrosión.

Solo entonces se equipó el esqueleto pintado del autobús,  con unidades de cableado y accesorios. Más tarde, el fabricante también pegó todas las ventanas laterales de los autobuses de la serie B 950 a la carrocería. Visualmente, el Karosa B 951 de sus predecesores se caracterizó por un diseño diferente del panel trasero con un mejor aprovechamiento del espacio interior. El cambio de propietario del fabricante de automóviles Vysokomýtská también significó un cambio en los motores instalados; solo las unidades de propulsión de la familia Iveco se instalaron en el Karosa B 951.