Inicio Políticas Internacional ¿Guerra de baja intensidad entre los servicios secretos y el Castillo?

¿Guerra de baja intensidad entre los servicios secretos y el Castillo?

737
0
Los informes anuales tanto del contra espionaje civil checo, BIS (a la izquierda), como el de la Inteligencia Militar. 2018 siguió como un año con demasiadas actividades de los espías chinos y rusos
-Anuncio-

Praga (DenikN.cz, echo24.cz) – Una guerra de baja intensidad está en marcha. En esta semana y de manera coordinada el contra espionaje civil BIS y la Inteligencia Militar (VZ, por sus siglas en checo), publicaron sendos informes anuales correspondientes al 2018. Son las versiones civiles, en las que, una vez más, insisten en que el espionaje ruso y chino hacen de las suyas en territorio checo. Desde el Castillo de Praga se hizo conocer que “es inaceptable que el BIS etiquete como desinformadores a las personas que tienen una opinión diferente”. Y la embajada de China en Praga también emitió su comunicado, subraya que “el BIS carece de pruebas, por lo que sería conveniente que se dedique a mejorar los lazos mutuos”.

La Presidencia de la República rechaza por inaceptables las afirmaciones del BIS

La reacción del Castillo de Praga, la Presidencia de la Rep. Checa, no se hizo esperar. Jiří Ovčáček, portavoz presidencial comentó que tildar a las personas con diferente opinión como “desinformadores” es un ataque a la Libertad de Palabra. El portavoz presidencial le dijo al diario “Echo24” que pase algo así es totalmente inaceptable.

            Es decir, rechazan la afirmación del BIS de que la amenaza más seria para el ordenamiento constitucional checa se llama “activista pro-ruso”, que propaga la desinformación. Ovčáček consta que es un hecho que en territorio checo operan fuerzas de países extranjeros: “Pero, es el rol del BIS descubrir a esos agentes. Lo que es totalmente inaceptable es que el BIS etiquete a las personas con un pensamiento diferente como desinformadores. Eso es un ataque a la Libertad de Palabra”.

            El Castillo es consistente en sus críticas al BIS, ya que ni en el informe secreto, al cual tiene acceso el presidente, presenta pruebas que le hagan a Zeman cerrar la boca y admitir el informe para el público. Ya pasó incluso con el informe de alerta sobre “Huawei”. El presidente pide pruebas concretas para poder actuar y no rumores que más le hacen un flaco favor a las empresas foráneas que luchan por los contratos de la tecnología 5G.

La embajada china pide pruebas

Quienes también reaccionó fue la embajada de China en Praga, quien rechazó todas las acusaciones del BIS y al diario “Echo24” comentó que se trata de una “mera especulación unilateral que carece de pruebas”.

            Para los diplomáticos chinos, los servicios secretos checos deberían enfocar su atención mejor a una cooperación mutuamente beneficiosa y no incurrir en especulaciones. “Las acusaciones de la institución checa respectiva en contra de China sólo repite sus anteriores constataciones y no cuenta con ningún tipo de prueba. Confiamos que la institución referida pueda dedicar mayor atención a los asuntos que contribuyen a la confianza mutua y a la cooperación entre nuestros países en vez de emitir informes basados en especulaciones unilaterales”, comentó Xiaohang Peng, ataché en la embajada china.

            Las relaciones políticas bilaterales se han complicado especialmente desde que en el gobierno de la Alcaldía Mayor de Praga entró la coalición de centro derecha que decidió rescindir el acuerdo de fraternidad con Beiyín. Eso por que se deseó anular la parte en que las dos ciudades reconocían la integridad de China, la política de “una sola China”, es decir reconocer a Taiwán, el Tíbet o Hong Kong como territorios íntegros chinos, donde nadie debe interferir. La embajada china también le pidió a la Alcaldía Mayor de Praga que cambie su actitud o las relaciones se dañarían realmente. El primer efecto del deterioro ha sido la cancelación de las presentaciones en China de cualquier grupo musical que lleve “Praga” en su denominación.