Inicio Políticas Internacional Koudelka (BIS): Para enfrentar las campañas de desinformación hay que decir la...

Koudelka (BIS): Para enfrentar las campañas de desinformación hay que decir la verdad, fuerte y claro

760
0
el director del BIS, coronel Michal Koudelka,
-Anuncio-

Praga – La mejor forma de combatir cualquier campaña de desinformación de la maquinaria rusa es enfrentándola con la verdad, dicha fuerte y claro. Aseguró el pasado viernes el coronel Michal Koudelka, jefe del contraespionaje civil BIS en el marco de la mesa redonda organizada en la Cámara de Diputados de la Rep. Checa.

La mesa se tituló: “Protección de las elecciones o, en las elecciones los ciudadanos checos deben decidir sin las intervenciones foráneas”, en la que se analizó el nivel de preparación de este país centroeuropeo para enfrentar los ataques de los ciberpiratas al sistema electoral aunque también influir el sentimiento nacional cara a unas elecciones. Se dividió en dos bloques, el primero trató sobre “Medidas para unas elecciones justas y libres”, el segundo sobre “la influencia en las elecciones de las guerras híbridas y la desinformación”.

El evento la organizaron los diputados Helena Langšádlová (TOP 09), Jan Bartošek (democristiano), Jaroslav Bžoch (ANO 2011), Jan Farský (STAN), Jan Lipavský (Piratas), Ondřej Veselý (socialdemócrata) y Pavel Žáček (ODS).

La voz del BIS

Para el coronel Koudelka, lo más importante del encuentro es el fuerte mensaje que se lanza al público: es el amplio espectro de los partidos políticos parlamentarios quienes dejan en claro que este tema lo toman en serio. Hay que proteger el proceso electoral. En la mesa redonda participaron siete; los dos de la Coalición y partidos de la oposición.

            Y esa unidad de bloque es fundamental ya que detendrá cualquier campaña que busque manipular las elecciones o el ambiente de la ciudadanía. Koudelka dijo que pondría el ejemplo más claro: el del atentado al exagente ruso Sergej Skripal contra quien se usó el agente nervioso novichok.

“Cuando se produjo ese acto, la maquinaria rusa empezó una fuerte campaña para hacer que la opinión pública se moviera por otro camino. Y uno de sus objetivos de esa campaña incluyó a la Rep. Checa, con un gran intento por ensuciarla y causarle daño. Pero, bastó con una sola declaración, clara, precisa y llegaría incluso a decir corajuda del primer ministro de este país. El cual, de manera categórica declaró: aquí no se produjo el novichok y no se almacenó. Sin adornos, sin ambages, sin humo. Y la campaña se acabó. Me gustaría que así fuera, ese es el camino. Luchamos contra la mentira con la verdad y si la decimos con valor y claridad, entonces ningún otro país tiene una oportunidad. De esto estamos firmemente convencidos”, dijo.

            Los rusos indicaron, en su momento, que la sustancia novichok no era una exclusividad de su producción, o de la producción soviética. Es un veneno que otros países lo han estudiado, desarrollado, producido y almacenado. Los ingleses, en un laboratorio cercano a Salisbury, lo habrían tenido e incluso se mencionó que los checos trabajaron en un proyecto similar. Los ingleses incluso identificaron a los supuestos agentes rusos que provocaron el atentado: Alexandr Miškin y Anatolij Čepiga, quienes habría incluso estado en la Rep. Checa, en octubre del 2014, justo cuando Skripal ayudada al espionaje checo a descubrir a los agentes rusos (en esa ocasión usaron los alias Alexander Petrov y Ruslan Boširov respectivamente).

El panel, habla el viceministro del Interior, Petr Mlsna, hacia la derecha: Tomáš Petříček, jefe de la Diplomacia Checa, Helena Langšádlová (TOP 09), el jefe del BIS y Viktor Paggio, director del departamento de Formación, Investigación y Proyectos de NÚKIB

Novichok, ¡No se produjo en la Rep. Checa!

Koudelka hace también referencia al tema que lo enfrenta al presidente Miloš Zeman, quien en marzo del año pasado aseguró que sí es cierto que en la Rep. Checa se produjo y probó una cantidad pequeña de novichok. Se hizo la prueba y luego todo fue destruido. Zeman aseguró que se basaba en un informe de la Inteligencia Militar. BIS llegó a una conclusión contraria: el país nunca produjo novichok. Luego salió el primer ministro Andrej Babiš (ANO 2011), quien zanjó el dilema: la Rep. Checa no produjo, no desarrollo ni almacenó una sustancia del tipo novichok. Cierto es que Rusia aplaudió la declaración del presidente checo, ya que sirve para revertir la acusación británica.

            El servidor de la Radio Checa “iRozhlas.cz” informó el sábado que, supuestamente, el embajador ruso en la Gran Bretaña, Alexandr Jakovenko, le dijo a Charlie Rowley, británico que el año pasado se intoxicó con novichok, que ese veneno se produce hoy sólo en los EE.UU. y en la Rep. Checa. Rowley declaró a la prensa estar decepcionado por no haber oído del embajador más que pura propaganda rusa.

Él quería saber por qué Rusia mató a su amiga. Resulta que en junio del año pasado, Rowley le regaló a su pareja, Dawn Sturgess, una cajita con un frasquito, que él encontró en un tacho de basura y que él creyó era un perfume. El frasco parecía perfume, pero contenía novichok. La novia lo usó y murió. Rowley se recuperó luego de pasar algún tiempo en el hospital, aunque padece aún de efectos secundarios.

            La síntesis de Koudelka: ante la proliferación de información mentirosa hay que reaccionar rápidamente, con un anuncio en tono fuerte, decidido, sobre datos verdaderos.