Inicio Noticias Varias Las esculturas del puente Čech jugarán con fuego

Las esculturas del puente Čech jugarán con fuego

266
0
Las esculturas del puente de Čech. Čechův most
Escultura de Čechův most con antorcha en la mano sobre el río Moldava en Praga. Foto: TodaPraga
-Anuncio-

Por fin las esculturas del puente de Čech jugarán con fuego y agua según el modelo en yeso que hay en la exposición permanente de la Galería Nacional de Praga en Veletržní palác. Según la maqueta de 1907, del puente de Čechův most, sus esculturas iban a lanzar chorros de agua y de fuego. Pero finalmente, esta idea nunca se llevó a cabo.

“Según la información que se conserva, parece que las esculturas iban a estar equipadas con tuberías para la distribución de agua y gas. Al mismo tiempo, sin embargo, está claro que este plan nunca se implementó. Hoy, vamos a revivir este monumento único y brindar a todos un espectáculo inolvidable ”, dijo Tomáš Jílek, presidente de la junta directiva de THMP.

La renovación de los sistemas de iluminación y efectos correrá a cargo de la empresa municipal Technologie hlavního města Prahy. Quienes además equiparan sistemas de control propios, para monitorear y controlar remotamente tanto la luz, el gas y el agua.

THMP comenzará el trabajo necesario para revitalizar los sistemas de iluminación y efectos en la primavera. La finalización dependerá del progreso del trabajo de restauración de las estatuas. La tecnología de iluminación moderna prevista se instalará cuando se devuelvan las estatuas restauradas.

“Al mismo tiempo, significará un regreso a los viejos tiempos, y los habitantes de Praga podrán recordar el momento en que se construyó el primer puente de acero sobre el río Moldava”, agregó. concejal Jan Chabr, responsable de propiedad.

El puente llamado Čech y sus esculturas

El puente llamdado Čech, en checo Čechův most, es el único puente de estructura de acero de la ciudad, y fue construido en 1905-08. Los diseños Art Nouveau del puente son de Jan Koula y Jiří Soukup mientras que los escultores encargados de las portadoras del fuego, fueron Ludvík Herzl y Karel Opatrný, y Luděk Wurzl el ecultor encargado de la escultura con el escudo de la municipalidad de Praga.

Cuenta con una longitud de 169 metros de largo y 16 metros de ancho, por el que circula el tranvía en los dos sentidos, además del tráfico de coches. Y se acabó de construir el año 1908  con el nombre del escritor checo Svatopluk Čech, que había fallecido ese mismo año. Poeta de que escribió sobre la unidad eslava, época de Alfons Mucha.

Durante la ocupación de Bohemia por los nazis, el nombre del puente se cambió a Mendelův most, en honor al biólogo Gregor Mendel.

Después de más de 100 años las esculturas del puente de Čech jugarán con fuego, dándole el explendor que se merece el puente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.