Inicio Noticias Se muere… no se muere… se muere

Se muere… no se muere… se muere

378
0
-Anuncio-

Praga – Como deshojando la margarita: se muere… no se muere… ¿A quién conectarán, o no, a un ventilador pulmonar? Es la terrible pregunta a la que el Sistema Sanitario Checo no quiere llegar y por ello se hace todo por aplanar la curva de nuevos contagios. El diario “Gaceta Económica” del lunes trae una nota al respecto. La coyuntura por la II Ola de contagios revive la cuestión ética de a quién habría que salvar si los equipos médicos quedan cortos para la cantidad de pacientes con covid y cuadros severos.

“En el mundo, por lo general los médicos tienen una metodología sobre cómo clasificar a los pacientes calificados. Hasta ahora, la Rep. Checa no ha reaccionado a la nueva situación. Vladimír Černý, coordinador gubernamental para los Cuidados Intensivos, expresó el pasado viernes que ya estaba casi lista la recomendación sobre este tema. Recomendación para los hospitales y que surgieron tras análisis de médicos, abogados y personas especializadas en ética. Ese material debería servir a los hospitales como una guía para el caso de que se produzca la situación donde las capacidades de equipos se agoten”.

¡No lleguemos ni siquiera a pensar algo así!

Černý aclara que la Rep. Checa no se encuentra en una situación así y nadie tiene que temer que no se le ofrecerá la atención sanitaria que necesite. “Por favor, ni siquiera lleguemos a pensar en que alguien no vaya a recibir un ventilador pulmonar. Ni lo consideremos”, añadió el nuevo ministro de Salud, Jan Blatný.

Lo cierto es que las reglas para la atención sanitaria en tiempo de la pandemia covid-19 se redactaron durante la pasada primavera. Lo hizo un grupo de especialistas en éticas bajo la dirección de David Černý, del “Instituto Estatal y Derecho de la Academia de Ciencias de la Rep. Checa”. Indica que en ese momento los médicos clave del país mostraron su escepticismo ante la necesidad de preparar un material por el estilo. Ya que nadie esperaba poder llegar a situaciones como las de Italia o España.

“Sin embargo, ahora han empezado a tomar conciencia de que no precipitamos a una situación así a toda máquina”, añade Černý.

Por lo que, ya desde la semana anterior, actualizaron sus recomendaciones. Añadiéndole consejos sobre, por ejemplo, cómo distribuir las vacunas que lleguen en el futuro. Las cifras muestran que los hospitales y el personal sanitario aún tienen capacidades. Aunque se agotan rápidamente. Los hospitales aunque también el ministro Blatný alerta que no faltan capacidades físicas o técnicas, sino de personal. El covid-19 contagia a muchos médicos y enfermeras.