Inicio Ocio Y Cultura Cultura Del solsticio de Invierno eslavo a la Navidad

Del solsticio de Invierno eslavo a la Navidad

53
0
Del solsticio de Invierno eslavo a la Navidad
-Anuncio-

Hoy es el solsticio de Invierno de origen eslavo y que poco a poco se fue convirtiendo al cristianismo para dar paso a la Navidad, conservando algunas costumbres.

El solsticio de invierno se trataba de una fiesta muy importante en el pasado, incluso más que la Navidad. Siendo la fiesta precristiana de los eslavos anterior a la Navidad. Quedando muchas costumbres antiguas olvidadas y otras no sabemos que son de origen eslavo.

Celebraciones del Solsticio de Invierno.

En la tradición indoeuropea, el nacimiento de la deidad solar generalmente se aborda en el solsticio de invierno. La paulatina disminución del día, y por tanto de la luz, el calor y la fuerza vital, es una imagen del envejecimiento de esta deidad. Por el contrario, el aumento del día y la luz del sol después del solsticio de invierno, conduce a la renovación de la vida en la naturaleza.

El dios del sol y al mismo tiempo hijo del proto-dios Svarog era el joven dios Dažbog.

Los ritos, creencias y celebraciones

Se encendían velas como protección contra los malos espíritus. Y según la tradición eslava, es durante este período cuando Dažbog nace como un niño bajo tierra. Madura durante la primavera, alcanza su mayor fuerza en el solsticio de verano. Y luego comienza a debilitarse gradualmente y muere de nuevo en el solsticio de invierno y renace de nuevo. La creencia eslava original habla del hecho de que en esa noche mágica del solsticio, en el tiempo entre su muerte y su nacimiento. Momento en el que se produce el caos en la Tierra.

Ya que en este momento, el mundo está sin la protección de Dažbog y los límites entre el mundo y el inframundo están desapareciendo. Gracias a los cuales seres peligrosos, monstruos y demonios pueden llegar a nosotros. Es por eso que los eslavos adoraban el fuego como marcador de posición para el Sol.

El fuego

El elemento fuego era el elemento más importante que acompañaba las celebraciones del solsticio de invierno. No sólo tenía una función simbólica, sino sobre todo protectora. Se encendió al atardecer para absorber el último remanente del poder de Dažbog y tuvo que arder toda la noche.

El paso del solsticio de Invierno eslavo a la Navidad En la República Checa, ha hecho que estos fuegos solo han tomado la forma de encender velas. Pero aún están abundantemente documentados, especialmente entre los eslavos del sur. En el pasado, se encendían grandes hogueras comunales para pueblos enteros, pero debido a las prohibiciones de la iglesia, poco a poco comenzaron a trasladarse a los hogares.

Mientras que en Rusia, se envió una rueda en llamas cuesta abajo, que también es un símbolo solar generalizado. A estos fuegos sagrados no se les permitía apagarse hasta el amanecer y, por lo general, se los mantenía despiertos toda la noche. Estas vigilias nocturnas también están documentadas en la República Checa. También se saltaba sobre el fuego, que se suponía traería la purificación total del mal y la salud. El fuego es el medio más fiable de protección contra fuerzas peligrosas.

Cena festiva y el cerdo dorado como símbolo de Dažbog.

En la cena de Nochebuena, durante el solsticio el plato principal y ceremonial solía ser un pastel. Pero con el tiempo se degradó hasta convertirse en la hostia sagrada de la celebración cristiana. Los símbolos solares se representaron en relieve en el pastel, como esvásticas estilizadas o ruedas giratorias.

Durante la cena había abundancia de alimentos y frutas en la mesa para que el próximo año se repitiera lo mismo. Los platos suelen ser sin carne. Una costumbre eslava general es esparcir paja debajo de la mesa para asegurar la cosecha de granos. Sin embargo, un plato diferente es típico para el mismo día del nacimiento de Dios.

Entre algunos eslavos, se presencia el sacrificio de un cerdo para este día. El cerdo era el animal sagrado de Dažbog. Esto también se evidencia en el dicho checo sobre el cerdo dorado de la Navidad Checa. Por supuesto, incluso en Bohemia durante este período hubo, y todavía hay, muchas matanzas de cerdos.

Un plato en la cena para nuestros ancestros muertos

Uno de los principales significados de esta fiesta es sin duda el homenaje a los antepasados. En este momento, las almas de los muertos se mueven libremente por el mundo, por lo que los antiguos eslavos respetaban la costumbre general de ponerles la mesa en la cena.

Los antepasados ​​muertos suelen ser invitados antes de la cena y se hace un brindis en su honor. Pero también pueden aparecer en forma de visitantes desconocidos, por lo que todos los que llaman a la puerta deben estar debidamente entretenidos. Las almas de los antepasados ​​también pueden encarnar en animales domésticos, a los que se les da un cuidado especial y se les lleva mejor alimento. Incluso se cree que los animales pueden hablar el lenguaje humano a medianoche.

El paso del solsticio de Invierno eslavo a la Navidad cristiana fue paulatino. Pero sin lugar a dudad el solsticio de invierno fue la fiesta más importante de los antiguos eslavos.

El otro solsticio importante para la corte Real de Carlos IV fue el solsticio de Verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.