Inicio Destacados El pan encarecerá en 15% en este otoño

El pan encarecerá en 15% en este otoño

206
0
El pan, en realidad los alimentos no son portadores del sars-covid-2
-Anuncio-

Desde el otoño del presente año, encarecerá el pan en la Rep. Checa. En varios puntos porcentuales según la gente del sector. Las panaderías compran cada vez más cara no sólo la harina, sino también la energía que usan, encarece el combustible y las empresas necesitan subirle los sueldos a sus empleados; informaron los representantes de la Unión Panadera en el marco de los “Días del Pan” y la competencia “El Pan del Año”, realizados en Pardubice esta semana. La Unión indica que el subir precios es algo necesario.

“A medida que sube el valor del trigo, los molineros aumentan el precio, lo que se verá reflejado en el producto final. Esto incluye otros requisitos para los productos orgánicos; los cereales cultivados para fines orgánicos son significativamente más caros. Los productos orgánicos también aumentarán de precio”, dijo Petr Šedivý, el comisionado jefe de la competencia de panadería. Estima que encarecerán los panes entre un cinco y un diez por ciento.

Su colega de la Asociación de Panaderos y propietario de una panadería en el sur de Moravia, Petr Křivka, espera que los precios suban entre un quince y un treinta por ciento. “Si tengo que hablar en representación de los pequeños panaderos, como soy yo, no queda nada más que reflejar los costos en el precio de los productos. El aumento debe llegar. Queremos pagar bien a los empleados, tenemos que reflejar los precios de la harina y la energía, los productos de las panaderías tendrán que encarecerse”, dijo Křivka.

Durante la pandemia, cuando se implementaron estrictas medidas contra la epidemia, según las estadísticas, la gente compraba más pan en las pequeñas panaderías. Y las ventas de pan, bollos y pasteles empaquetados aumentaron significativamente, recordó Křivka. “Los hábitos de las personas siguen siendo diferentes. Hemos tenido un aumento en el número de los clientes, ayudó el turismo, por que la gente no viajó mucho”, añadió.

La gente ha aprendido a hornear en casa

Según Šedivý, muchas personas han aprendido a hornear pan y otros pasteles en casa. La época de las panaderías fue difícil durante el covid. Aunque la gente ya no trabaja tanto desde casa, según Šedivý, han aprendido a ahorrar más y comprar menos.

“Hubo grandes fluctuaciones entre las panaderías. Las pequeñas vieron un aumento en las ventas, algunas en una región donde la gente horneaba mucho, perdieron ventas de manera significativa y redujeron el número de empleados. Esta pandemia en realidad que sacudió a nuestro sector”, aseguró Šedivý. Hay alrededor de setecientas panaderías en la República Checa, que producen alrededor de 260 000 toneladas de pan al año. Es decir, casi un millón de panes al día. Su consumo medio es de cuarenta kilogramos por persona al año. Antes de 1989, todavía era diez kilos más.

El precio de proveedor de las panaderías por kilogramo de pan es actualmente en promedio de 17,26 coronas y se ha estancado desde 2011. El precio al consumidor es de 29,06 coronas, los comerciantes tienen un margen del 30 por ciento.

El pan “Šumava” sigue en la cúspide

La mayor parte del pan, el 63 por ciento, se vende en los supermercados. Las panaderías especializadas y las tiendas más pequeñas tienen una participación de ventas del 27 por ciento. El pan más popular sigue siendo el consumible “Šumava” (pan negro), con una participación del 56 por ciento, seguido por el pan de centeno con el 16 por ciento. La mayoría de los clientes prefieren panes que cuestan entre 25 y 35 coronas.

Las panaderías inscribieron 84 tipos de panes en la competencia de este año, compitiendo con ellos en cinco categorías. “La República Checa está realmente a la cabeza en la calidad de la producción de pan y pastelería. Los gustos están cambiando, se puede ver que cuando los jueces evalúan a los jurados más jóvenes, tienen diferentes preferencias. Personalmente, me inclino por el pan, que contiene harina de centeno, tiene un volumen menor, es más denso, pero para mí personalmente es más sabroso que los panes de trigo”, dijo el jurado Stanislav Janíček, quien ha sido comisionado durante once años.

El idioma checo determina la palabra “chleb” para el tipo de pan “negro” y usa “pečivo” para los panes “blancos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.