Inicio Curiosidades La policía checa te puede multar con su Ferrari

La policía checa te puede multar con su Ferrari

56
0
La policía checa te puede multar
El flamante Ferrari de la policía checa. Foto: Policía Checa.
-Anuncio-

Si circulas por las carreteras de Chequia la policía checa te puede multar con su flamante Ferrari confiscado a delincuentes. Cuya velocidad máxima es de casi 330 kilómetros por hora, pero solo se usará para fines especiales.

Un nuevo vehículo especial de la policía recorrerá las carreteras checas. Se trata de un Ferrari F 142-458 Italia que comenzó el 25 de junio su servicio con la Policía de la República Checa. El vehículo, fabricado en 2011, sirvió anteriormente a delincuentes, durante los cuales recorrió aproximadamente 2.000 kilómetros. Su velocidad máxima es de 326 km/h. Y a cual se le han hecho una serie de modificaciones con un costo de 340.000 coronas.

El coche se usará en la lucha contra las carreras ilegales internacionales. La policía conoce una treintena de eventos de este tipo al año, que tienen un recorrido por el territorio de la República Checa. En estos casos, se trata de vehículos similares con un rendimiento extremo con los que los vehículos de patrulla normales no pueden competir por completo. También durante la supervisión en los lugares de encuentros de tuning informados y como parte de las actividades preventivas.

Solo el año pasado, la policía confiscó casi 900 vehículos, la gran mayoría de los cuales se venden posteriormente y las ganancias se utilizan para cubrir los daños causados ​​por el infractor. Algunos vehículos son retenidos por la policía para funciones oficiales. Por lo que la policía ya cuenta con cientos de vehículos confiscados de actividades delictivas, y que se utilizan para combatir estas actividades graves en toda la República Checa.

Coste y mantenimiento

Al coche se le han hecho una serie de modificaciones. Al que se le ha dado un diseño de color especial con la prioridad de vigilancia visible, sustituyendo el color rojo original.  Se le ha equipado con un sistema de cámara, una estación de radio, una luz de advertencia especial y una pantalla de inscripción. Además de un velocímetro de pistola como parte del equipo.

Los costos iniciales para poner en funcionamiento el vehículo, tras 10 años almacenado,  fueron de 130 000 coronas checas, IVA incluido. Aunque el costo total de las modificaciones han sido de 340 000 coronas checas, IVA incluido.

Pero a este importe hay que sumarle los costos de servicio, que para lo que queda de año se estipula en 25.000 coronas.

Así que si corres por las carreteras de Chequia la policía checa te puede multar con su Ferrari.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.