8 C
Prague
martes, abril 23, 2024

Los secretos del Callejón del Oro del Castillo de Praga

Si vienes a Praga conoce los secretos mejor guardados del Callejón del Oro del Castillo de Praga y sus leyendas. Sin duda la belleza más visitada de la República Checa es el Castillo de Praga, y el Callejón del Oro lo más admirado. Datando el Callejón del Oro, en checo Zlatá ulička, del 16 de septiembre del año 1597.

Este fue construido contra las murallas del flanco norte del Castillo de Praga, desde donde custodiaban los guardias la llegada de enemigos. Y contra la pared de la antigua Casa del Supremo Burgrave desde finales del siglo XVI. En la que posteriormente han vivido distintas familias, artistas y personal del castillo durante generaciones.

¡Y aunque los misterios y leyendas de Praga relacionan el callejón con la producción de oro, aquí nunca vivieron orfebres!

Su belleza, y los misterios y leyendas que rodean al Callejón del Oro del Castillo de Praga hace que sean uno de los sitios más visitados de la República Checa.

Ahora sí, empezamos con los secretos mejor guardados del Callejón del Oro del Castillo de Praga.

Los grandes secretos

Los nombres pueden ser engañosos

Zlatá ulička originalmente se llamaba Zlatnická, en referencia a los orfebres que posiblemente vivieron allí en el siglo XVI. Los historiadores dicen que, dado que se trataba de una zona pobre de Hradčany, esto es muy poco probable. También es posible que allí residieran miembros de la guardia del castillo con marcas doradas en sus uniformes, aunque se cree ampliamente que el nombre Zlatnická posiblemente fuera una broma irónica sobre la pobreza del callejón.

El verdadero papel de Rodolfo II

En 1597, el emperador Rodolfo II concedió permiso a los guardias del Castillo de Praga para tapiar los rincones de la muralla del castillo y establecer cámaras dentro de los nichos. Los guardias construyeron y financiaron las casas ellos mismos y luego las vendieron y compraron de forma privada.

Las casas, que originalmente albergaban a varios empleados del castillo, luego se alquilaron a forasteros. Con el tiempo, estructuras adicionales como dependencias y chimeneas expandieron las casas hacia el estrecho callejón. En el siglo XIX, el callejón se había vuelto tan estrecho que en algunos lugares apenas llegaba a un metro de ancho. Tras la renovación en 1864, sólo quedaron las casas a lo largo del muro norte.

El callejón del oro en cifras

  • ¿Cuánto cuesta alquilar en el Callejón del Oro del Castillo de Praga? A principios de 2020, la administración del Castillo de Praga alquiló una tienda de cerámica de 34 metros cuadrados en el número 23 por 200.000 coronas checas al mes.
  • Según los historiadores del castillo, las casas tenían las dimensiones originales de 400 cm de ancho y 220 cm de profundidad del arco.
  • Hay un total de 24 casas, y al final de la calle se encuentra una de las más pequeñas, que según los historiadores es la casa más pequeña de toda Praga con una sola habitación, ocupando el nicho amurallado que existía cuando se construyó la casa.
  • Antes de la pandemia de Covid, el 97% de los visitantes al Callejón del Oro del Castillo de Praga eran extranjeros.

Siguiendo con los secretos mejor guardados del Callejón del Oro del Castillo de Praga seguimos con:

El legado turístico comenzó en el siglo XX.

A finales del siglo XIX, los residentes de Zlatá ulička se dieron cuenta del potencial económico de sus casas y del callejón y aprovecharon los mitos y leyendas que envolvían el callejón para su beneficio, convirtiéndolo en una atracción turística popular. Los visitantes pagaban para ver el Deer Moat normalmente cerrado desde las ventanas o comprar postales de la vida en los callejones.

No hay alquimistas, sino artistas y adivinos.

El Callejón del Oro tiene numerosas asociaciones literarias. Franz Kafka vivió en el número 22, en la casa de su hermana Otília Davidová entre 1916 y 1917. Donde escribió la mayor parte de su colección de cuentos: El Castillo o El médico rural. En la casa número 12 se reunieron el poeta lírico František Halas, el premio Nobel Jaroslav Seifert y el poeta Vítězslav Nezval. Aquí el novelista alemán de ocultismo Gustav Meyrink ambientó su mítico «En la última linterna». En este callejón también vivió antes de la Segunda Guerra Mundial la famosa adivina praguense Matylda Průšová, conocida como Madame de Thébes, en una casa con un cartel con un búho, una bola de cristal, cartas y un gato. Lamentablemente, la Gestapo en Praga la arrestó por predecir la caída del Reich y murió durante el interrogatorio.

Esquema de colores diseñado por la leyenda checa de la animación.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la Oficina del Presidente checoslovaco compró las casas a los propietarios y encargó al arquitecto Pavel Janák que supervisara la renovación general en 1955. El pintor y cineasta Jiří Trnka diseñó los esquemas de color de la fachada durante este proceso de restauración. Sin embargo, los residentes habitaron la zona hasta 1953.

Vislumbra el pasado hoy

La casa número 20 es la que mejor conserva el aspecto de las viviendas del siglo XVI, con su entramado de madera expuesto aún intacto. La escala diminuta original está representada por la casa número 13, cuya fachada no entra en absoluto al callejón. Esto se debe a que el número 13 sigue siendo la única residencia completamente ubicada dentro del arco de la muralla de la fortificación. Todavía hoy se pueden ver destellos de la arquitectura equipada de la cámara.

Ahora que ya conoces parte los secretos mejor guardados del Callejón del Oro del Castillo de Praga: ¿porque no lo visitas para descubrir toda su belleza?

Related Articles

SÍGUENOS EN PRAGA

0SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Últimos Artículos