Inicio Ocio Y Cultura Eventos “Milagros de la Evolución” en el Museo Nacional

“Milagros de la Evolución” en el Museo Nacional

61
0
Una hermosa vista al remodelado Museo Nacional, de noche y la fuente con los clores patrios
-Anuncio-

El Museo Nacional de Praga inauguró semana una nueva muestra permanente, que se suma a la llamada “Historias del Siglo XX”. En esta ocasión el interés se centra en las ciencias naturales: “Milagros de la Evolución”. Es una exposición clave ya que, después de la profunda y amplia reconstrucción del histórico edificio, debe poner al Museo entre los del estilo moderno. 

Esto implicó restaurar muchas de las piezas, en especial el esqueleto de una ballena. Uno de las 15 piezas de exposición. “Milagros de la Evolución” empezó el pasado viernes 3 de septiembre.

La exposición, que tardó cinco años en prepararse y, según el director Michal Lukeš, también se inspiró en el extranjero, quiere mostrar a los visitantes a las especies del mundo animal en su entorno natural y en movimiento, no como especímenes en estantes. Por ejemplo, se supone que la parte centrada en la vida marina evoca un paseo por el fondo marino.

“No solo estamos exhibiendo animales, estamos exhibiendo una gran historia del reino animal. Es decir, cómo han evolucionado los animales, cómo viven en la naturaleza, cuáles son sus atractivos. Atraemos a los visitantes a la acción, no solo la mostramos estáticamente”, dijo el director Michal Lukeš sobre “Milagros de la Evolución”.

En seis salas, los “Milagros de la Evolución” presentan una variedad de invertebrados, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. La exposición está compuesta por animales reales (algunos incluso provienen de las colecciones originales del siglo XIX) y modelos, a menudo en tamaño natural. “El noventa y cinco por ciento de los animales provienen de zoológicos. Y esto muchas veces se nota. Por que, por ejemplo, cuando vemos un león de zoológico y lo comparamos, el silvestre sería más delgado”, agregó Ivo Macek, director de el Museo Nacional de Historia Natural.

Ballena con prótesis

El animal de museo más grande es la ballena de aleta, el segundo animal más grande del planeta, sólo superado por la ballena azul. El Museo Nacional posee un esqueleto completo, que se extiende por más de veintidós metros de longitud. Cuelga en la sección denominada “Control del Mundo”, en la que se recogen grandes mamíferos.

“En el verano de 1892, el esqueleto de una ballena, una ballena de aleta, fue trasladado al nuevo edificio del Museo Nacional desde el Museo Industrial Checo en la casa de U Halánků. A partir de ese momento, se empezó a escribir la historia de las exposiciones científicas del museo, y la ballena se convirtió en una de las exposiciones más famosas y también en un símbolo de nuestra institución”, recuerda Michal Lukeš. También reveló que esta pieza tan popular recibió una “prótesis” durante la restauración. “Resultó que sus mandíbulas estaban dañadas, las reales estaban tan destrozadas que hubo que resguardarlas en un depósito”, precisó.

Una tardigrada agrandada y el “architeuthis”

Sin embargo, para el director del Museo de Historia Natural, Ivo Mack, se considera la “celebridad” más grande a uno de los representantes más pequeños del reino animal: la tardigrada (conocidas también como “osos de agua”).

“Es uno de los organismos más resistentes del planeta. La podemos tener en todas partes, desde la Antártida hasta el desierto, y al mismo tiempo es el único organismo que sabemos que ha sobrevivido en el espacio, aunque también en el cero casi absoluto, en el vacío”, describe Macek a un invertebrado que no sobrepasa un milímetro. Los visitantes pueden ver a los pequeños animales gracias al modelo ampliado muchas veces.

También se han añadido nuevos modelos animales, como el gran tiburón blanco, la ballena enanad o el gran calamar gigante (architeuthis) . Según el museo, su modelo es el más grande del mundo, con una longitud de diecisiete metros. El Museo Nacional tenía el modelo del animal, que se esconde a una profundidad de  kilómetros, y se lo ha recoloreado según una de las pocas tomas reales de la especie.

La exposición moderna incluye videomapas, efectos de luz y sonido y elementos interactivos para acercar las historias evolutivas. En las próximas semanas, el Museo Nacional planea abrir dos exposiciones permanentes más, centradas en la historia y la naturaleza.