Inicio Destacados Si vienes a Praga con niños ve al laberinto de espejos de...

Si vienes a Praga con niños ve al laberinto de espejos de Petřín

81
0
Si vienes a Praga con niños ve al laberinto de espejos de Petřín
Laberinto de espejos para los niños en el monte de Petřín, Praga. Foto: VivoPraga
-Anuncio-

Si vienes de viaje a Praga con tus niños aprovecha y ve al laberinto de espejos del monte Petřín y pasa una buena tarde con ellos descansado un poco de la ciudad.

Este laberinto de espejos es uno de los lugares más visitados de Praga. Concretamente llegan más de 400.000 visitantes todos los años, aunque principalmente son checos.

Y aunque los checos conozcan desde pequeños este laberinto con 130 años de historia, esta sigue siendo un tanto misteriosa.

Historia del Laberinto de Espejos de Praga

El laberinto de espejos al igual que la conocida como torre Eiffel de Praga, llamada la torre de Petřín, se construyó para una exposición. Esta exposición se llamó la Exposición del Jubileo de Praga y se celebró en el año 1891.

La construcción del pabellón fue contratado por el Club de Turistas Checos, que finalmente se convirtió en la primera agencia de viajes del país. Y estuvo a cargo del maestro carpintero y constructor de Praga Matěj Bílek según los diseños del arquitecto Antonín Wiehl.

Y se colocó en el Centro de Exposiciones de Praga, cerca de la esquina del Palacio Industrial en Holešovice. En las salas delanteras del pabellón original también había un panorama circular con veinte ventanas para 100 diapositivas estereoscópicas alternas de interesantes lugares checos.

Acabada la exposición y al igual que la torre, se trasladó dos años después a su ubicación actual.

Salón de la risa y diorama

El edificio en el que se encuentra hoy el laberinto se parece más a un pequeño castillo con torreones y almenas. Pero en realidad es una réplica de la antigua puerta gótica de la fortaleza de Vyšehrad, la puerta llamada Špička. En el interior hay 45 espejos, cada uno de los cuales pesa una tonelada.

Además de disfrutar con los niños en el laberinto de espejos de Praga, también puedes ver un diorama. Este representa la lucha entre los habitantes de Praga y los suecos en el Puente de Carlos en 1648. La pintura, que cubre aproximadamente 80 metros cuadrados, y es de los hermanos Karel y Adolf Liebscher. Y que hicieron en tan solo 50 días.

El diorama también muestra la apariencia de la orilla izquierda del rio Vltava en el siglo XVII, muy distinto al aspecto actual. Además se puede ver en todo su esplendor porque se ha restaurado recientemente.

Como llegar al Laberinto de Espejos de Praga

La forma más divertida e interesante para toda la familia es llegar al laberinto de espejos con el funicular de Petřín. Y tiene su acceso al lado de la parada de tranvía de Újezd, donde paran las líneas 12, 20 y 22).  Pero puedes llegar también paseando desde el metro con la línea verde que para en Malostranská.

Si vienes a Praga con niños ve al laberinto de espejos de Petřín, y además también puedes visitar la Torre de Petřín o torre Eiffel, que esta al lado.

El precio de la entrada para el Laberinto de Espejos de Petřín es de 70 kc para adultos. Con descuentos para niños, familias, grupos y personas con movilidad reducida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.