Inicio Destacados Suiza Checosajona o Sajonacheca

Suiza Checosajona o Sajonacheca

92
0
Suiza Checosajona o Sajonacheca
Suiza Checosajona o Sajonacheca
-Anuncio-

La Suiza Checosajona o Sajonacheca aka Českosaské Švýcarsko se ha hecho muy popular en los últimos años. La designación de la zona como parque nacional en el año 2000 ha hecho que esta situación sea aún más importante. Además, he observado que la Suiza Checosajona es la que más se promociona de todos los parques nacionales checos. Tanto por sí mismo como a través de las agencias estatales.

Cómo surgió el nombre del parque y dónde puedes encontrarlo

El parque nacional está situado a ambos lados de la frontera, es decir, checa y alemana. El nombre de la zona se debe a que en la parte alemana, a finales del siglo XVIII, los pintores Anton Graff o Adrian Zingg, procedentes de Suiza, dibujaron el paisaje local para recordar su hogar. Por eso empezaron a llamar al paisaje la Suiza Sajona. Está a un paso de Alemania a la República Checa y en aquella época había muchos más alemanes que checos viviendo en la zona. El nombre modificado saltó a nosotros y la zona se convirtió en la Suiza Checa. En conjunto, la Suiza Checosajona o Sajonacheca, según se mire. Y además es un nombre bonito.

Suiza Checosajona, fuente: youtube.com

En general, la zona entre Děčín y Pirna se llama Suiza Checosajona o Sajonacheca. También puede escuchar el nombre de Labské pískovce (Arenisca de Elba). La zona, con sus numerosas formaciones de arenisca, es bastante boscosa y, por lo tanto, era bastante inaccesible para las personas en el pasado. Sin embargo, cuenta con una naturaleza bien conservada y hermosa en una superficie de unos 700 km2. De ellos, el parque nacional de la parte checa ocupa una superficie de algo menos de 80 km2, siendo el resto zonas de paisaje protegido. El parque está formado por tres ríos: el Labe, el Křinice y el Kamenice.

Tip secreto para viajeros

La aproximación a la zona Suiza Checosajona es bastante espectacular. Para mí, personalmente, la llegada más bonita es en tren hasta Děčín, que es un poco menos práctico para visitar el parque, pero las vistas del valle del Labe que serpentea por el paisaje son impresionantes. Si coges el tren, te voy a dar un consejo: siéntate en el tren de Praga en el lado derecho siguiendo el sentido de la marcha. Seguro que así disfrutarás del viaje. De vuelta a la izquierda, también lo disfrutarás. El campo que atravesará suele llamarse con orgullo Porta Bohemica. Es ese paisaje de las České středohoří que también hemos escrito en otro lugar. Tambien puedes ir con nosotros en un den nuestras viajes. Mire nuestros servicios y apuntate!

La calamidad del escarabajo de la corteza

En los últimos años, el parque ha sufrido desgraciadamente una calamidad de escarabajos de la corteza, por lo que los silvicultores han cortado muchos abetos. Una vez más, esto dejó al descubierto algunas rocas que de otro modo habrían permanecido ocultas a la vista. No te sorprendas cuando veas arboledas, porque en lugar de abetos ahora sólo hay claros. Al igual que en todas partes, con la calamidad del escarabajo de la corteza, la razón es la avidez por la madera. El abeto crece bien y rápido, por lo que se plantó abeto en lugar de regeneración forestal mixta. Éstas forman un monocultivo en amplias zonas de la República Checa, que, curiosamente, el sicomoro come bien. Supongo que tenemos que acostumbrarnos a los claros durante un tiempo. Y esperemos que los silvicultores no vuelvan a plantar sólo abetos.

¡Algo que sin duda no vamos a perder!

Pravčická brána (Puerta de Pravčická)

En la parte checa del parque debo señalar algunas atracciones. Una de las principales atracciones es sin duda la llamada Pravčická brána (en alemán: Prebischtor). Es el punto emblemático de todo el parque. No es de extrañar. La Pravčická brána – con una envergadura de 26,5 metros y una altura de 16 metros, el menor grosor de arco de 2,5 metros y la menor anchura de 8 metros – es la mayor puerta de piedra arenisca de Europa. Y es realmente impresionante. Lo que era posible en el pasado – pasar por el arco de la puerta – es ahora sólo un sueño. Es poco conocido que en el parque también tenemos la llamada Malá Pravčická brána (Puerta Pequeña de Pravčická), que también es un arco de roca natural, pero con una altura de unos 2,30 metros y una anchura de 3,30 metros. También está en el parque.

Pravčická brána
Pravčická brána

Edmundova soutěska (Desfiladero de Edmund) y otras desfiladeras

Otra atracción son las gargantas individuales, el río Kamenice. Ferdinandova soutěska (Desfiladero de Ferdinand), Ve Strži, Divoká soutěska (Desfiladero de Divoká) y Edmundova soutěska (Desfiladero de Edmund). El río fluye aquí bajo rocas escarpadas de 50-90 m de altura. Algunos de ellos también son transitables, en los lugares en los que no es así, entonces el transporte en barcos. Los barqueros entretienen a los pasajeros con divertidas historias que son las mismas desde hace décadas. Los recuerdo incluso de niño. Volví a estar allí hace unos años y los escuché de la misma manera, sólo que de un barquero diferente. Incluso experimentará una cascada artificial en Tichá soutěska (Desfiladero de Silencio).

Los muros estrechos

Tiské skály (Las Rocas de Tisá) no están directamente en el Parque Nacional, sino que se encuentran en el borde occidental del mismo, en la zona protegida de Labské pískovce (Areniscos del Labe). Cuando paseamos por ellas en uno de nuestros fines de semana, me sorprendió muy gratamente, porque a diferencia del abarrotado Parque Nacional, las Tiské skály seguían siendo un lugar agradable donde no había mucha gente y se podía seguir disfrutando de las rocas.

Así que si quiere disfrutar de las murallas con más tranquilidad, planifique su viaje justo al principio o también allí. No muy lejos de las Tiské skály se encuentra el Děčínský Sněžník (724 m), en cuya cima podrá subir a la torre mirador de piedra de 33 m de altura y luego observar los amplios alrededores desde lo alto. Verá Děčín, las Labské pískovce, Českosaské Švýcarsko, České středohoří, Milešovka, las montañas Lužické hory, las crestas de Krušné hory y partes de Alemania. También hay un chalet en Děčínský Sněžník donde no sólo se puede comer sino también dormir. Sin embargo, la última vez que estuve allí, el servicio fue tan pobre en su desempeño que no lo recomendaría a menos que estés hambriento. Pero quién sabe, tal vez hayan mejorado. Losw cuartos de dormir no hemos usado.

Parte alemana del parque – Křinice/Valle de Kirnitzsch

Pero lo que definitivamente recomendaría es ir también a la parte alemana del parque. Los checos lo descuidan mucho y es una gran pena. Ahí no existe la Pravčická brána, pero hay otras atracciones y el parque es mucho más extenso y yo diría que incluso desarrollado. Y sin embargo, tuve la sensación de que no hay tanta gente allí. Además, me sorprendió la belleza del valle que rodea al río Křinice (en alemán Kirnitzsch), el bosque y los prados que lo rodean.

El valle del río Křinice

Tanto en el lado alemán como en el checo hay muchas infraestructuras, por lo que no pasará hambre ni sed. Además del sendero, el valle de Křinice es maravilloso para el ciclismo. Por ejemplo, en la ruta Krásná Lípa – Kyjovské údolí – Zadní Doubice – Hinterhermsdorf – Kirnitzschtalstraβe – Neumannmühle – Bad Schandau – Děčín. Esta excursión en bicicleta dura unas 4 horas, con un mínimo de subidas, en parte por el lado alemán. Pero empieza y termina en nuestro lado. También es posible, si tal vez está demasiado cansado, tomar una tranvía durante parte del viaje.

Aparte de estas atracciones, hay más en la parte alemana. Por ejemplo, el Bastei, un puente de piedra de 76 metros de longitud que atraviesa una garganta de Mardertelle con plataformas de observación, que se encuentra entre la ciudad balneario de Rathen y la ciudad de Wehlen. Conecta el Bastei y el castillo de roca de Neurathen. En el camino también se puede parar en la ciudad de Pirna, que es probablemente la más grande de la zona. Y definitivamente vale la pena visitarlo. Aunque sólo sea por una o dos cervezas alemanas, así podrás comparar mejor dónde se elabora la cerveza. Ya sea en el lado checo o en el alemán. Me gustan las cervezas alemanas y cuando estoy en Alemania siempre tomo su cerveza tipo weizen porque aunque la lager checa está bien, una cerveza de un sabor diferente es un refresco bienvenido.

Trenes por el parque Nacional Suiza Checosajona

Curiosamente, el Parque Nacional cuenta con su propio servicio de trenes. Y a su vez discurre entre la República Checa y Alemania. El viaje es muy agradable con él, al igual que las vistas desde él. Y anuncios en ambos idiomas. El tren se complementa convenientemente con los autobuses, por lo que quizá pueda dejar el coche donde vive y seguir transportándose de forma más ecológica.

Cómo llegar

La mejor manera es venir con nosotros en uno de nuestros viajes y estaremos encantados de mostrarle los alrededores y planificar las cosas en torno a su área de interés. Si quiere ir de forma individual, conduzca hasta Děčín y busque alojamiento allí o en uno de los pueblos adyacentes más cercanos al parque. Otra opción es entonces tomar también el tren a Děčín, que es un viaje mucho más agradable que en autobús.