Inicio Sanitarias Covid 19 Una vida un poco más normal, no lo echemos a perder, pide...

Una vida un poco más normal, no lo echemos a perder, pide el premier

236
0
Desde el jueves 3 de diciembre, la Rep. Checa bajó al III nivel en el Sistema PES que refleja el grado de riesgo de contagio epidemiológico
-Anuncio-

Praga (mfd, ) – Ayer, el país entra al nivel III en la tabla PES, lo que hace que varias de las limitaciones de lucha contra la covid-19 suavicen un poco. Los restaurantes volverán a abrir sus puertas, aunque con limitaciones en la cantidad de clientes por mesas. También volverá a trabajar los centros comerciales y muchas tiendas. Y los domingos el comercio funcionará de forma regular. Ante todo esto, el primer ministro, Andrej Babis, al conversar con el servidor “iDNES.cz”, hace énfasis en que mantengamos la guardia en alto, usemos la mascarilla, mantengamos la distancia de cuidado, nos lavemos las menos y evitemos las aglomeraciones. La desescalada de las limitaciones no debería provocar un enloquecimiento en la población, que provoque que todo se eche a perder.

El servidor le pregunta si el país no volverá a tener “lockdown”. Babis responde: “Esa es una pregunta muy difícil. Yo confío que esa posición III aguantará hasta la Navidad. Las cifras no son buenas. El miércoles vimos que una vez más tenemos por encima de las cinco mil personas contagiadas. El problema principal es que algunas personas no quieren dejarse hacer el chequeo. Se hacen pocas pruebas, pero no por que carezcamos de la capacidad, sino por que no se hacen las órdenes para ello. Hay personas que temen que de ser positivos perderían el 40 por ciento de sus sueldos. Esto es algo que resuelven los expertos. Al parecer, esto es un problema en el campo y en las pequeñas empresas. Pero, por el momento no logro identificarlo con precisión”.

El premier añade un pedido muy importante: “Todos los que esperan con ansias la liberación, por favor, sean comprensivos y, mejor, no cambien el régimen que han mantenido hasta ahora. La única solución es la vacuna y para ello preparamos un plan que lo deberemos tener listo el viernes”. Babis subraya que se siente nervioso por la liberación que empieza hoy y el Gobierno actúa ceñido al Sistema PES.

Aclara que ese sistema establece, ante todos, lo que pasará si la calificación de riesgo epidemiológico mejora o empeora. No es lo que el Gabinete decida, sino lo que el país muestra según el comportamiento de la gente. Babis revela que el nuevo ministro de Salud, Blatný, es mucho, mucho más estricto que el anterior, Prymula. Comenta que con el anterior, cuando presentaba los planes de medidas a imponer, los ministros podían negociar, alcanzar compromisos en algún punto. Con Blatný eso no pasa. Él viene, pone las cifras en la mesa y dice: se hará esto, punto.

“Por lo que, confiemos en que esas predicciones se cumplirán. Por lo que apela una vez más a todos: aprovechen la oportunidad de ser sometidos a una prueba de manera gratuita, con los test antígenes”, señala el jefe del Gobierno.

¿Y si las cosas empeoran?

Babis señala que todos lo tenemos claro gracias al Sistema PES. Ahí está muy bien definido el criterio y las medidas, según sea la calificación del país.

“Todo está edificado sobre las estadísticas. Y si llegásemos al valor del nivel IV, entonces, como ya lo anunció el ministro Blatný, no habrá discusión alguna sobre si se pasa o no. Así que, repito: no lo echemos a perder. Entiendo que la gente está nerviosa. Aún así, es necesario que respetemos las disposiciones de seguridad”, añadió Babis.

Se mantienen las diferencias entre las regiones

Hay que explicar que el Sistema PES (perro), tiene una calificación nacional, aunque también podría hacerse a niveles más precisos, de Autonomías o de municipios. De hecho, hay muchas Autonomías que tienen una calificación para el nivel IV. La Directora Nacional de Higiene, Jarmila Rážová, le explicó a la estación “Radiožurnál”, que en el ministerio de Salud no se considera poder hacer liberaciones de las restricciones en base a las calificaciones regionales ya que eso amenazaría la movilidad de la población / fuerza laboral, entre las Autonomías.

Praga, por ejemplo, tiene una calificación antiepidemiológica de 42 puntos. La Autonomía de Olomouc tiene y se mantiene en 74. Rážová aclara que cuando se toma la decisión de desescalar las restricciones no se toman los valores locales sino el nacional. “Debido a que, de lo contrario, podría producirse que la gente se movería a los sitios donde tienen las reglas más suaves”, explicó.

El programa radial insiste. Le pregunta a Rážová si ella recomendó bajar al país al nivel III. Más, cuando la semana pasada le alertó a los gobernadores autonómicos que si la situación no mejoraba, y no mejora, ella no recomendaría suavizar las medidas. La Directora Nacional de Higiene salva posiciones e indica que el ministro de Salud tomó la decisión a autorizar pasar al nivel III en base a los datos obtenidos durante siete días y a otros modelos. Y como ella participó en la creación de PES, pues, las decisiones que se toman en base a ella, son válidas.

Ahora, Rážová comenta que si bien la epidemia muestra una desaceleración, es menor a lo que las autoridades desean. Es importante ver que las capacidades hospitalarias no están saturadas y que la cantidad de contagiados que están hospitalizados o que están ingresados en una unidad de cuidado intensivo muestra una tendencia a la baja. Aún así, el presidente de la Cámara Médica Checa, Milan Kubek, alerta que esta liberación de restricciones es demasiado rápida y amplia.

Hay que hacer más pruebas

Un hecho cierto y que se critica es que se hace una menor cantidad de pruebas para dar con los casos positivos de covid-19. El país tiene una capacidad para realizar alrededor de 50 000, pero, se mantiene en un valor cercano a 20 000 pruebas.

Rážová señala que eso se debe a que quienes van a un test son sólo los que han sido prescritos para eso por sus médicos generales o por la estación de higiene local. En el caso en que en esa zona haya aparecido un foco de infección. Por lo que, la cantidad será menor si sólo se chequea a los que son derivados por orden médica y a ellos se suman las personas que estuvieron en contacto. “Pero, desde el viernes empezarán las pruebas masivas y voluntarias de los profesores y desde el 18 de diciembre aumentará la cantidad de las pruebas gracias a que también empezarán los chequeos masivos a la población”, precisó.

También precisa que se hace el seguimiento a la condición en las escuelas, luego de que volvieran a las aulas los estudiantes de los 1eros y 2dos grados. Ya han pasado dos semanas de eso y es el período regular de incubación del sars-cov-2, por lo que si algo pasa, lo empezaremos a registrar. Rážová comenta que se han anunciado tres pequeños focos de infección, con como 6 personas. Es decir, que la situación se ve bien.