Inicio Destacados Las 12 cabezas sin cuerpo de la Ciudad Vieja de Praga

Las 12 cabezas sin cuerpo de la Ciudad Vieja de Praga

110
0
Las 12 cabezas sin cuerpo de la Ciudad Vieja de Praga
La última sombra del verdugo Jan Mydlář sobre las cabezas de nobles Husitas. Foto: Pxhere
-Anuncio-

Este contenido es solo para subscriptores. De momento por tiempo limitado el contenido es gratuito.

Por favor, suscríbase para desbloquear este contenido. Introduzca su correo electrónico para obtener acceso.
Su dirección de correo electrónico está 100% a salvo del spam.

Descubre el misterio de las 12 cabezas sin cuerpo de la Ciudad Vieja de Praga que te cuentan en los tours de leyendas de la capital checa.

El destino de estas 12 cabezas de los nobles seguidores de Jan Hus siempre ha sido un tema que ha inquietado a muchas personas de la cultura histórica romántica. Entre ellos escritores y poetas como KH Mácha, Jakub Arbes, o el burgués de Praga Hynk Komm entre otros.

El caso es que la torre del Puente de Carlos de la parte de la Ciudad Vieja de Praga soportó el peso de once calaveras durante 10 largos años. La derrota del levantamiento estamental en la batalla entre Husitas y Jesuitas en la montaña Blanca o Bílá Hora dio su fruto más aterrador. El verdugo Kat Mydlář  cumplió sentencia sobre 27 nobles seguidores de Jan Hus. Pero exactamente se colgaron doce cráneos cortados, pero el emperador se compadeció de la condesa Šliková y, después de un año, le permitió enterrar la cabeza de su esposo con el cuerpo.

El verdugo de Praga

Kat Mydlář no lo tuvo fácil en el desempeño de su profesión como verdugo. Durante la ejecución de 27 señores checos que se rebelaron contra los Habsburgo la ejecución duró 5 horas y además el público se desmayó. Solo Kat Mydlář pudo cumplir la sentencia y soportar esa masacre.

Corto la cabeza de algunos de los señores, ahorcó a otros para variar y también desmembró a Jan Jesenský.

Su amigo y director de la Universidad Carolina de Praga Jan Jesenský, como uno de los autores intelectuales del levantamiento estatal, fue condenado a muerte por decapitación. Y al castigo agravado de que le cortaran la lengua antes de la ejecución real. Motivo por el que el verdugo Mydlář supuestamente se disculpó con el Dr. Jesenský en la horca.

De esta manera  llevó a cabo la ejecución como le ordenaba su honor y juramento. Según testigos presenciales, actuó con una rutina excesiva y afiló cuatro espadas mientras decapitaba las cabezas de los estadistas checos. Dejó tiempo para que cada uno de los condenados orara y golpeara hasta que estuviera seguro de que el condenado estaba listo y reconciliado con Dios.

Sin duda Jan Mydlář fue el verdugo de la Ciudad Vieja de Praga más respetado. Al que no se le veía como un engendro del diablo, sino como una persona con alma y razón y con opinión propia. Siendo el verdugo favorito del emperador Rodolfo II.

Sin duda un ciudadano acomodado y respetado del casco antiguo de la Ciudad de Praga. Del cual a menudo se escuchaba a los concejales de otras ciudades elogiar y respetar. Aunque hoy se le recuerda más por las 12 cabezas sin cuerpo de la Ciudad Vieja de Praga.

¿Qué pasó con las 12 calaveras del Puente de Carlos?

Después de 10 años, en noviembre de 1631 una chispa de esperanza cayó sobre los evangélicos protestantes checos. Tropas sajonas del elector Jan Jiří invadieron Praga cuando los ejércitos católicos no pudieron resistir. El único que podía detenerlos era Albrecht de Wallenstein, pero el caudillo era como un monstruo en desgracia.

De esta forma algunos familiares y amigos de los ejecutados también regresaron a Praga como soldados. Con la tarea de que las 11 calaveras fueran bajadas y darles el debido respeto con un entierro digno.

Así que el 30 de noviembre de 1631 toda Praga se reunió en la Torre del Puente de la Ciudad Vieja. Los cráneos se sacaron de las jaulas de metal y se almacenaron en cajas de madera marcadas en el edificio de la antigua oficina de aduanas, en Křížovnické náměstí. Luego, en una multitudinaria procesión y al son de las campanas, fueron llevados a la Iglesia de Týn, donde tuvieron lugar los ritos funerarios de la iglesia.

El misterio de las 12 cabezas

Cuando terminó la velada y la gente se dispersó, la iglesia cerró y solo quedó la fraternidad funeraria. Desde entonces, nadie ha vuelto a ver las calaveras. La tierra en algún lugar las ocultó.

Y cuando los sajones se marcharon al cabo de medio año, las autoridades católicas pusieron Praga patas arriba en su búsqueda. ¡Pero fue en vano!

Hay muchas versiones como la que dice que los familiares se llevaron los cráneos con ellos al exilio. Otra versión que dice que quedaron destrozados en 1766, durante la reparación de uno de los altares.

Pero también hay quien dice que están tapiadas en algún sótano románico o gótico, en algún lugar bajo el pavimento de Praga.

Y sin ninguna duda la versión más atractiva y más real es que este enterradas en la iglesia evangélica de San Salvador. En la calle Kostečná, a la vista de la Plaza de la Ciudad Vieja. Aunque esta suposición tiene que ser verificadas por una investigación práctica. Pero desafortunadamente la administración eclesiástica de esta iglesia no apoya mucho estos esfuerzos. Por eso no se permite buscar los cráneos aquí  aun usando  una micro cámara y con la ayuda de un arqueólogo.

Asi que para resolver el misterio de las 12 cabezas sin cuerpo de la Ciudad Vieja de Praga solo queda esperar y desear que la situación cambie.

Hasta entonces: ¡los cráneos de los maestros checos seguirán siendo un misterio!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.