Inicio Destacados 10 Cosas sobre Jan Hus que cuentan mal muchos guías

10 Cosas sobre Jan Hus que cuentan mal muchos guías

87
0
10 Cosas sobre Jan Hus
Escultura de Jan Hus el predicador hecha por Ladislav Saloun. Foto: EnPraga
-Anuncio-

Si vienes de viaje a Praga y contratas algún tour tienes que saber 10 cosas sobre Jan Hus que cuentan mal muchos guías. Por ejemplo:

¡Él no murió por la verdad! Ni tampoco estaba planeado que muriera asesinado en el Consejo de Constanza convirtiéndose en un héroe nacional.

Estas son  las 10 cosas sobre Jan Hus que no son verdad:

1.El Concilio de Constanza se reunió por causa de Jan Hus.

En realidad el Concilio de Constanza tuvo lugar desde noviembre de 1414 hasta el 22 de abril de 1418 y fue convocada por el antipapa Juan XXIII bajo la presión del rey de Roma y Bohemia, Segismundo de Luxemburgo. Con el objetivo principal de poner fin al cisma papal que había estado ocurriendo desde 1378. Durante el mismo, la Iglesia Católica estuvo encabezada por dos y luego incluso tres papas al mismo tiempo. En el concilio, se suponía que los tres renunciarían al papado y se elegiría un nuevo papa, lo que finalmente sucedió. Siendo Jan Hus algo secundario.

2. Jan Hus se vio obligado a asistir al concilio.

El no fue llamado el Concilio de Constanza, pero decidió acudir voluntariamente. Y fue porque vio en concilio como reunión de las más altas autoridades eclesiásticas y teológicas de su tiempo. Una oportunidad perfecta para defender sus enseñanzas.

3. Segismundo de Luxemburgo traicionó a Jan Hus.

Segismundo solo emitió un documento para garantizar a Jan Hus un viaje seguro al concilio, pero no para el concilio ni los procedimientos teológicos del mismo concilio.

4. Segismundo habló en el concilio contra Hus.

Se trata de todo lo contrario. Ya abogó por la flexibilización de las condiciones de su encarcelamiento y negoció una audiencia pública para él.

5. Jan Hus es el autor de las ideas que predicó.

Solo defendió o desarrolló más las enseñanzas del reformador de la iglesia inglesa John Wyclif, que estaba dirigida contra los sacerdotes indignos de su sacerdocio. John Wyclif predicó que la iglesia no es el papa y el clero, sino que está compuesta por personas escogidas por Dios. Y más importante, que la cabeza de la iglesia es Cristo y no el papa.

6. El concilio conspiró contra Jan Hus e incluso lo condenó por adelantado.

Después de tres audiencias públicas, en las que Jan Hus habló extensamente, el concilio ofreció a Jan Hus la posibilidad de hacer una declaración en la que renunciaría a ciertos artículos de fe erróneos. Sin embargo, después del concilio, Jan Hus exigió una opinión de la cual se desprendería por qué estos artículos de fe son erróneos. Luego, el Consejo redujo la lista de artículos y formuló la declaración de manera más general. Al hacerlo, quería acomodar a Segismundo para que la discusión sobre la herejía de Hus no bloqueara el logro del objetivo principal del concilio, es decir, la eliminación del cisma papal.

Sin embargo, Jan Hus no aceptó ni siquiera esta formulación más suave de la declaración. Segismundo entonces no tuvo más remedio que dejar que los castigos eclesiásticos de acuerdo con la ley canónica recayeran sobre Jan Hus en su totalidad.

7. El juicio que el Concilio llevó a cabo con Hus fue la primera y única disputa entre Hus y la iglesia.

Pues Jan Hus ya había apelado anteriormente a la corte apostólica papal contra la quema de los escritos de John Wyclif, que tuvo lugar el 16 de julio de 1410, y su condena dos días después. El consejo tan solo tomo nota de la apelación de Jan Hus.

8. Hus murió por la verdad y sólo por la verdad.

Jan Hus murió por su fe, que las autoridades eclesiásticas de la época llamaron errónea y herética. La determinación de Jan Hus de participar en el concilio también procedía de su creencia en el inminente fin del mundo y el consiguiente juicio de Dios, el único verdaderamente justo.

Predijo la proximidad del fin del mundo del hecho de que aparecieron signos relevantes, incluso durante el concilio, por ejemplo, el eclipse total de sol el 7 de junio de 1415. Jan Hus tuvo la última oportunidad de abandonar su creencia delirante en la madrugada del 6 de julio en el que fue quemado en la hoguera por hereje.

9. Jan Hus era una figura alta como la escultura de Ladislav Saloun

Todo lo contrario, ya que sabemos porque el mi mismo escribió una vez a sus amigos: “Tengo que montar un burro porque estoy gordo.” Un caballo no podría llevarlo. Luego viajó a Constanza en una procesión compuesta por dos carruajes y treinta caballos. Sin embargo, es posible que perdiera peso dramáticamente como resultado de las penurias en prisión.

10. El predicador no se llamaba Hus, sino Husa.

Su verdadero nombre era Jan Husa, algo que verdaderamente no parecía muy serio. Ya que Husa significa ganso, por lo que puede que sus seguidores Jan Husa empezaran a llamarle Hus.

Estas son las 10 cosas sobre Jan Hus que hemos querido aclarar, pero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.