Inicio Noticias Se dispara el uso del paracetamol para suicidarse

Se dispara el uso del paracetamol para suicidarse

1510
0
-Anuncio-

Praga (Lidové Noviny) – Se dispara el uso del paracetamol para suicidarse. Crece el número de los checos que intentan quitarse sus vidas con esa sustancia y el ministerio de Salud reaccionará regulando su venta. Las matemáticas son claras: 8 tabletas al día son seguras, el doble puede matar.

Al año, 1 300 checos se quitan sus vidas, afirman las estadísticas. El método más frecuente es ahorcándose, seguido del saltar desde un sitio alto entre los hombres. Entre las mujeres prima el envenenamiento.

«Si los checos quieren suicidarse, con cada vez más frecuencia echan mano del paralen. La popular medicina contra el dolor y la fiebre está muy al alcance de la mano. Casi todos la tienen en su casa e incluso se la puede comprar en las gasolineras. Encima, es muy delgado el límite entre lo que es la dosis diaria curativa y la que intoxica», recuerda el diario «Gaceta Popular» en su primera página del miércoles.

Si hace ocho años se registraron alrededor de 200 casos intencionados de intoxicación con paralen y con otras medicinas con paracetamol, en el 2019 la cifra superó los 300 casos. Pero, además, hay 300 casos que se clasifican como «sobredosis no intencionada». Cifras del Centro de Información Toxicológica. Por lo que el ministerio de Salud quiere regular la venta de las medicinas que contengan paracetamol.

Posiblemente proponga que los envases sean más pequeños y limitar la cantidad total de pastillas que se puedan comprar de una sola vez. Por otro lado, como el tema es serio, hasta el «Plan de Acción de Prevención de los Suicidios», para la próxima década, se refiere al paracetamol y las medicinas que lo contienen como riesgo. Como posibles de ser abusadas por quienes quieran quitarse la vida.

Y hay referencias de que un control a su expendio hace que baje la cantidad de suicidios por culpa de esa sustancia. Así lo muestra la experiencia en la Gran Bretaña, donde la regulación funcionó. Redujo no sólo la cantidad de suicidios sino también la cantidad de solicitudes de trasplante de hígado.