Inicio Ocio Y Cultura Turismo Conocer las montañas de Krkonoše en Chequia- Parte II.

Conocer las montañas de Krkonoše en Chequia- Parte II.

53
1
Conocer las montañas de Krkonoše en Chequia- Parte II.
Montañas de Krkonoše en Chequia- Parte II.

La última vez proporcioné información básica sobre como conocer las montañas de Krkonoše, incluyendo indicaciones sobre cómo llegar y un consejo para una excursión a una de las rutas de senderismo más famosas. El viaje a la cima de la montaña checa más alta lo merecía.

Hoy veremos la parte occidental de los Krkonoše. El centro de esta parte de las montañas es la pequeña ciudad de Harrachov, que suele tener menos de 2.000 habitantes, pero que llega a ser de muchos miles en temporada alta.

La frontera con Polonia está a la vuelta de la esquina. Si se gira a la izquierda al salir de la ciudad, se puede continuar hacia las montañas Jizerské hory. Gire a la derecha, continua por Krkonoše, siga recto llegarás a Polonia. Comenzamos nuestro proyecto “Alrededor de las fronteras de la República Checa” en Harrachov dos veces. Una vez para cruzar las montañas Krkonoše y al año siguiente para cruzar las montañas Jizerské hory, porque la ubicación de la ciudad simplemente lo propicia. También nos alojamos en el mismo hotel y, para nuestra gran alegría, el operador se acordó de nosotros y nos atendió muy bien. La comida era buena y la cerveza estaba bien fría.

Atracción del tren

La ciudad está razonablemente bien comunicada con el resto de la República Checa y, como en todas partes, es fácil llegar en coche para conocer las montañas de Krkonoše. Los autobuses llegan a la ciudad con frecuencia y también es posible utilizar el tren. Pero si quizás eres un amante del tren, debes saber que la estación está en medio de la nada, en el bosque, a unos 4 km del pueblo. Hay un autobús desde la estación, pero no es frecuente hasta el pueblo, así que es mejor tomar otro modo de transporte.

Pero lo interesante de este ferrocarril es que se trata de un ferrocarril cremallera de ancho normal en parte del tramo Tanvald – Kořenov y en Bohemia esta línea es la más empinada de todas con una pendiente de hasta el 58 ‰. Elevación: 235 metros en 7 kilómetros o 275 metros en 11,4 kilómetros.  Entre Kořenov y Kořenov – zastávka hay un túnel de 932 metros de longitud. También puede tomar el mismo tren a Sklarska Poreba, en Polonia.

Ferrocarril cremallera Kořenov – Tanvald, fuente: youtube.com

Cosas que hacer en Harrachov

Harrachov está situado debajo de Čertova Hora, y desde el pasado es famoso por el hecho de que hay saltos de esquí en la ciudad, los primeros de los cuales fueron construidos en 1920. La mayor es la categoría K180, de la que no hay muchas en el mundo. Hay algunas pistas para hacer mucho ejercicio en invierno, pero hay que decir que en Špindlerův Mlýn, las pistas son mejores en mi opinión. Otras de las ventajas de conocer las montañas de Krkonoše es que puedes visitar una fábrica de vidrio desde el siglo XIV, en la que se puede ir a visitar, una cervecería y otras atracciones turísticas. La combinación de la cristalería y la cervecería de al lado puede llenar una tarde de lluvia. Pero si no llueve, lo mejor es ponerse las botas y salir a escalar las colinas de los alrededores.

En los últimos años se han construido en el pueblo un gran número de alojamientos y apartamentos. Pero si tengo que dar mi opinión, me gustaba más el Harrachov dormido tal y como lo recuerdo de mi infancia. Mis padres y yo solíamos ir a Rokytnice nad Jizerou, que está al lado, o a un pueblo más cercano a Jablonec nad Jizerou. Por lo que Harrachov solía ser un destino frecuente para nosotros, pero más en verano. Ya que en invierno preferíamos ir a las pistas de Rokytnice o Jablonec. En invierno hay muchos kilómetros de pistas de esquí de fondo preparadas en los alrededores. No había un campo de golf, un centro de cuerdas o un balneario de cerveza como los de ahora. También puedes ir al museo minero, pero es mejor que compruebes con antelación si está abierto.

Consejo para ciclistas y caminantes

Conocer las montañas de Krkonoše con la familia puede ser muy agradable. Por ejemplo un paseo muy corto con niños, la cascada de Mumlava – Mumlavský vodopád es una buena opción. Para mí y mis padres era casi siempre el destino. En tiempos de abundancia, el agua cae allí desde una altura de 10 metros. Pero no siempre hay suficiente agua. El acceso a las cataratas se realiza a través de un bonito sendero de 1 km de longitud por el camino de color azul.

Para los ciclistas es un bonito viaje, aunque por asfalto y con vistas a los alrededores, hasta Vosecká bouda. Se puede empezar justo en la cascada y, por supuesto, primero hay una subida; al fin y al cabo, estará en las montañas, así que no es de extrañar. Sin embargo, puedes disfrutar de hermosas vistas del valle y quemarás algunas calorías gracias a los alimentos de montaña ricos en calorías, como la sopa “Krkonošské kyselo” de la que escribí la última vez. Si no quiere volver por el mismo camino, lo que no tiene por qué hacer, puede hacer un circuito de 23 km por la ruta:

Mumlavský vodopád (Cascada de Mumlava) – Krakonošova snídaně (Desayno de Krakonoš) – Pod Voseckou boudou – Vosecká bouda – Pod Voseckou boudou – Kamenický vodopád (cascada de Kamenice) – alrededor de Mrtvý vrch (Monte de los muertos) y a lo largo de la frontera con Polonia – Kamenice – Harrachova cesta (camino de Harrach) y terminar de nuevo en la Cascada de Mumlava.

Para los excursionistas ofrezco una excursión de un día muy agradable como la siguiente:

Harrachov – Mumlavský vodopád – Mumlavský důl a Vosecká bouda – Mokra Przelecz con giro a Svinské kameny – vuelta a Mokra Przelecz – Sokolník – más adelante por los Labské louky (prados de Labe) – Labská bouda – a la ya, desde otro artículo conocida Vrbatova bouda – Harrachovy kameny (Piedras de Harrach) con vistas a Kotelní jáma y Kotel (1435m) – refrescarse en el refugio Dvoračky – vía Lysá Hora y Ručičky volver a Rýžoviště y Harrachov. La distancia total es de unos 25 km, pero hay que prever que se caminará al menos 8 horas.

En el camino verás Rokytnice nad Jizerou desde lo alto, te detendrás en la monstruosa Labská bouda, que se pensó en demoler hace años, pero al final no se hizo. La actual se levanta en el lugar de la cabaña original de madera, bastante encantadora, que data de finales del siglo XIX, pero que se quemó en 1965. La cabaña actual tiene 9 pisos de monolito y no se inauguró hasta 1975, por lo que consume mucha energía. La calefacción en el 1.340 msnm cuesta algo.

Donde alojarte y comer en las montañas

Tenía 79 habitaciones de hotel y 2 restaurantes. Hoy en día es una cáscara de su antigua gloria, pero cuando hace viento en invierno o llueve en verano es una parada bienvenida aunque sea básicamente inhóspita. La última vez que estuve allí en invierno, ninguno de los servicios estaba funcionando. Y fue una pena porque al menos habría tomado té allí, si no con ron. También es interesante que esté en una ladera y que la entrada sea desde el último piso. Las habitaciones debían tener una hermosa vista del valle.

Otros lugares interesantes para visitar entonces son Rokytnice nad Jizerou, que es mucho más pequeño que Harrachov, pero como ya he escrito, creo que el esquí es más agradable allí. Personalmente, me gustan algunos de los chalets de las pistas de Lysá hora y uno en particular en el que los chicos de allí saben cocinar. Cuando los descubrí por primera vez, quedé absolutamente encantado con sus carrilleras y su salsa y sus albóndigas. La cerveza de la cervecería Rohozec también me sorprendió gratamente por su sabor.

Mientras en otros lugares estos “artistas de cocina” sólo hacían platos del tipo de queso frito y patatas fritas, lo que definitivamente no es lo mejor de la gastronomía checa para mí, sino más bien su vergüenza, aunque muchos extranjeros me han convencido de lo contrario. O otros hacen solo hamburguesa también con patatas fritas o “langoš” frito… Aquí, dicen, “Proti gustu žádný dišputát” (Contra el gusto, no hay objeción). Me pregunto con voz alto si sobrevivieron al coronavirus. Sin embargo, lo siento mucho, no revelaré qué tipo de cabaña es, porque no quiero multitudes allí. Pero si reservas un viaje con nosotros, te prometo que te llevaré y podremos dormir allí también, eventualmente.

Curiosidades de la zona

En Rokytnice y sus prados en alrededores se rodó la famosa película Krakonoš a lyžníci (Krakonoš y los esquiadores). Es una película para niños, pero es divertida para toda la familia. Al verlo, te harás una idea de cómo se vivía en las montañas y descubrirás que el contrabando de mercancías a través de la frontera formaba parte del colorido local.

Una parada regresando a Praga

De camino a casa desde Krkonoše, puede hacer una parada en las Bozkovské dolomitové jeskyně (Cuevas Dolomíticas de Bozkov). Estos fueron descubiertos hace relativamente poco tiempo. Sólo en 1947 por accidente durante la extracción de piedra caliza. En los 350 metros de la ruta accesible verás muchas decoraciones de estalactitas y vale la pena. Puedo confirmarlo, porque como parte de mi familia viene de Bozkov, he estado allí muchas veces y me acuerdo de mi tía que caminaba siempre sin zapatos.

Puedes conocer las montañas de Krkonoše siguiendo nuestros consejos. Pero también puede indicarnos qué consejos o guías le interesan, y podremos adaptar otros artículos a sus intereses. Esperamos también que reserve un viaje con nosotros.

Buen viaje!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Acepto la política de privacidad *

Debes aceptar las Políticas de Privacidad para poder comentar.